“Lo más importante cuando uno está gestionando personas es poner foco en esa tarea. Es decir, no tomarlo como algo accesorio a las responsabilidades”, explica Julián Ignacio Irigoin, abogado de vasta experiencia en gestión de Recursos Humanos y docente en el Programa de Liderazgo de la Escuela de Negocios de la Universidad Austral (IAE) de Argentina.

El  profesional –que tiene un MBA del IAE y una especialización en Recursos Humanos de Ross School of Business, de la Universidad de Michigan–, brindó un curso de liderazgo a directivos Coca-Cola Paresa. En conversación con Journey, Julián explicó las claves para gestionar exitosamente equipos de trabajo.

¿Cuáles son los ejes sobre los que se organiza el trabajo en equipo?

Al liderar equipo hay que tener en cuenta cuatro pilares:

1.       Cultura: que la gestión esté alineada a la cultura necesaria para implementar la estrategia.

2.       Motivación: saber qué mueve a las personas

3.       Modelos mentales: identificar cuál es nuestra manera de interpretar el mundo y tomar consciencia del error que significaría pensar que la manera en la que nosotros interpretamos el mundo es la realidad y no la manera en la que la estamos interpretando.

4.       Equipo: poner el foco en las personas.

¿Qué características comunes comparten los equipos exitosos?

Tiene que existir una dirección marcada y conocida por todos los integrantes. Debe quedar claro quiénes son y quiénes no son miembros del equipo. El integrante debe entender su rol y aporte en la organización. Y, finalmente, es importante que este equipo trabaje con un coach externo, que aporte perspectiva y capacidad de observación a la tarea que se realiza.

¿Este coach puede ser el jefe al que reporta el equipo?

Si, puede ser, pero se corre el riesgo de que las observaciones que haga no sean cuestionadas por una cuestión jerárquica. Y es importante que exista libertad para cuestionar.

¿Cuál es el error de liderazgo más habitual?

Pensar que los integrantes del equipo son iguales y les interesan las mismas cosas. Entonces el líder trata a todos de la misma manera, y eso es una catástrofe. Pero la realidad es que algunas personas necesitan que se les esté detrás y otros prefieren trabajar con total libertad; y así en cada característica que involucra el trabajo.

Si querés saber más sobre quienes trabajan en Coca-Cola hacé click acá.