En un sábado tan atípico como productivo, 16 vendedoras de refrescos en Paraguay dejan su trabajo por una mañana para participar de la primera capacitación del programa Emprendamos Juntas, una iniciativa de Coca-Cola Paresa –embotelladora de la Compañía en Paraguay- y la Fundación Paraguaya para empoderar a dueñas de despensas del país y así puedan potenciar sus negocios. La actividad se enmarca dentro 5by20, la iniciativa global con la que The Coca-Cola Company busca empoderar a cinco millones de mujeres pertenecientes a su cadena de valor para el año 2020.

En las instalaciones de la planta de Coca-Cola Paresa en la localidad de Ñemby, en las afueras de Asunción, las recibe Eugenia Peroni, Directora de Política Social de Fundación Paraguaya y profesora de estas clases junto a su compañera Diana González.

Eugenia explica que este primer encuentro congregó a vendedoras de todas las edades -algunas con negocios de más de 25 años- y que apostó por la dinámica de grupos para “romper el hielo” y generar un clima favorable para el debate. Así, al comienzo de la clase dividió a las asistentes en grupos de cuatro integrantes para  fomentar el diálogo y el intercambio de experiencias.

“La idea no es imponerles parámetros o criterios para aplicar en sus despensas, sino ayudarlas a diagnosticar los problemas que podrían haber tenido”, señala Eugenia.

Con ese objetivo en mente, buena parte de la clase se centró en aplicar a sus diferentes realidades el DAFO, un sistema de diagnóstico que se usa en el mundo empresarial para determinar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades a las que se enfrenta cualquier negocio.

La respuesta de las participantes fue unánime: coincidieron en que convivían en sus negocios con cuestiones sencillas de modificar, y que esos cambios generarían un beneficio en su día a día. Además, descubrieron la importancia de conocer la demanda de su público objetivo para ofrecerles lo que desean.

Ellas son las primeras mujeres que participan de esta ambiciosa iniciativa, que busca empoderar a las vendedoras a través de la educación financiera y la capacitación empresarial para que puedan mantener sus negocios y familias, lo que en definitiva impactará positivamente en la comunidad en la que viven y trabajan. 

Si querés saber más sobre Emprendemos Juntas, hacé click acá.