Para las alumnas del Centro Educativo Mbaracayú, vivir y estudiar en torno a un paisaje único, con el sonido, los colores y la exuberancia de los bosques de la Reserva de fondo es toda una experiencia y un privilegio. Ellas son conscientes de la importancia de preservar el lugar en el que viven, y con ese compromiso desarrollaron un proyecto de energía sustentable por el que hoy pueden acceder a agua caliente.

A fines de 2018, las adolescentes no podían creer que su proyecto de energías renovables ganara el premio Zayed Sustainability, con el que Emiratos Árabes Unidos (EAU) distingue iniciativas sustentables de todo el mundo.

El Comité de Sustentabilidad del centro, integrado por tres alumnas de tercer año y cinco de segundo, se había presentado meses antes a la décima edición del galardón en la categoría Centros de enseñanza secundaria para la región de las Américas. La iniciativa que convenció al jurado proponía instalar un sistema de paneles solares en el predio del centro para resolver el suministro de electricidad.

Luego de viajar a Emiratos Árabes para recibir el premio, a mediados de 2019 el sueño de las alumnas se hizo realidad. Actualmente cuentan con paneles solares térmicos, que proporcionan 15.500 Kw de electricidad y 51.500 Kw de energía para calentar agua a 55 grados centígrados. El premio de 100 mil dólares y el apoyo de la Fundación Moisés Bertoni -que aportó otros 20 mil dólares- resultaron fundamentales para la concreción de este ambicioso proyecto.

Durante la visita de Journey a la reserva, las alumnas ya disfrutaban de los beneficios de este mecanismo energético. “Son paneles solares híbridos que producen energía y, a la vez, agua caliente, fundamental para tomar un baño, sobre todo cuando hace frío. Nuestros calefones no eran lo suficientemente grandes como para satisfacer toda la demanda; en el colegio convivimos unas 120 alumnas y con este sistema se resuelve el inconveniente”, explicó Jessica, una de las estudiantes que participó del proyecto.

El Centro Educativo Mbaracayú instaló un sistema de paneles solares térmicos que proporciona 15.500 Kw de electricidad y 51.500 Kw  de energía para calentar agua.

Si bien las alumnas contaron con ayuda de profesores, ellas reivindican el mérito de la iniciativa. El colegio, administrado por la Fundación Moisés Bertoni y ubicado en la reserva, brinda educación a estudiantes de origen rural. A través de la formación académica que ofrece el Bachillerato Técnico en Ciencias Ambientales, las impulsa como poderosas agentes de desarrollo sostenible y protección del medio ambiente.

Como parte de la iniciativa, las adolescentes plantarán árboles de la especie nativa Kupa’y (árbol diésel) en la comunidad, cuya resina puede usarse para la elaboración de biodiesel que alimentará el generador y los tractores de la escuela. Con todo esto se busca generar conciencia sobre el uso sustentable de los recursos naturales entre los pobladores de zonas cercanas al colegio.

El galardón Zayed Sustainability premia iniciativas vinculadas a la energía renovable y sustentabilidad que respondan a los desafíos del cambio climático, la seguridad energética y el medio ambiente.

El colegio Mabaracayú forma parte de uno de los programas que impulsa la Fundación, y busca así mejorar las relaciones entre las comunidades y el medio ambiente a través de planes para el uso racional y la conservación de los recursos naturales. Es el caso del proyecto de conservación de agua impulsado por la Fundación Moisés Bertoni, que cuenta con el apoyo de la Fundación Coca-Cola y la Fundación Avina.