¿Qué tienen en común un vendedor de empanadas en la calle, una modista que inauguró un pequeño local y un empresario que acaba de fundar su propia compañía? Todos son emprendedores y representan un motor importante para la economía del país. Así lo afirmó la Ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), Carla Bacigalupo, en el marco del 11° Foro de Emprendedores Industriales del Paraguay (FEIP) 2018, una iniciativa impulsada por la Unión Industrial del Paraguay (UIP) Joven, y que contó con el apoyo de Coca-Cola de Paraguay. El auge del universo emprendedor llevó a los organizadores a renovar la temática del encuentro de este año, que se convocó bajo el título de Revolución Startapera.

El foro contó con la participación de más de 1.000 jóvenes y de destacados expositores nacionales e internacionales que compartieron sus experiencias sobre temas relacionados al emprendedurismo, tecnología, innovación, entre otros.

“Es el evento más importante del país. Se trata de un encuentro organizado por jóvenes y destinado a jóvenes. El objetivo es que salgamos de acá con más ganas de emprender”, dijo el Presidente de la UIP Joven, Sebastián Gorostiaga.

“Es estimulante ver cómo creció esa semilla que plantamos en 2009 y que los jóvenes vengan a aprender y tengan el coraje de llevar adelante una empresa”, comentó, por su parte, el Presidente de la UIP, Gustavo Volpe. “Tenemos que aprovechar nuestro bono demográfico (es decir, que exista un porcentaje superior de jóvenes frente a adultos mayores) para generar empleos formales. Tenemos un compromiso mayor, porque el sector industrial está comprometido a solucionar la problemática de la falta de puestos laborales, porque somos el que más mano de obra necesita. Por eso, estas reuniones son muy importantes”, agregó.

El presidente de la UIP Joven Sebastián Gorostiaga, durante su discurso inaugural.

 

Avances prometedores

La Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) publicó que el 76,3 % de la economía está conformada por pequeñas y medianas empresas; sin embargo, todavía existe una tasa de informalidad muy alta. “Dentro del equipo de trabajo que conformamos –en el que también participa la UIP-, nos preguntamos por qué las Mipymes dan tanto trabajo pero a la vez no avanzan en la formalidad, teniendo tantas herramientas legales disponibles”, cuestionó la Ministra del MTESS.

Carla Bacigalupo afirmó que el Gobierno trabaja, junto con otras asociaciones, para derribar las barreras que impiden que las empresas se puedan poner al día con sus obligaciones: “Hay mucha burocracia, costos altos y desinformación. Buscamos trazar metas específicas para construir este camino. Por esa razón, hemos lanzado un período de gracia de condonación de deudas”, dijo Carla, invitando a los presentes a hacer uso de este beneficio y agregó que, en menos de dos días, más de 60 empresas ya se regularizaron.

Igualmente, aprovechó la ocasión para anunciar que su Ministerio lanzó el Centro de Entrenamiento del Emprendedor, donde, además de enseñar educación financiera, se impulsa la formalización. Por último, Carla presentó en vivo un desafío a las autoridades de la UIP, con el objetivo de unirse a la cruzada por la formalización del país, quienes rápidamente asumieron el compromiso.

El presidente de la UIP Gustavo Volpe resaltó el beneficio del bono demográfico del país.