“Cuando era chiquita jugaba a ser conductora de un programa de cocina. Hablaba sola y cocinaba. Y, además, ayudaba siempre a mi mamá”, recuerda la chef e influencer gastronómica Giannina Alfieri. Quizás sin saberlo, aquel era el comienzo de un viaje que la llevaría por lugares muy distintos, pero haciendo uso de la misma inspiración: la cocina en la casa familiar, donde la destreza culinaria de su mamá era su gran ejemplo a seguir.

Antes de dedicarse a la cocina, Giannina recorrió otros caminos profesionales, y hasta cursó un año la carrera de Medicina. Más adelante decidió marcharse a Buenos Aires, donde se estableció durante siete años. Allí estudió dos años de Ingeniería en Alimentos, pero tampoco era ese su destino. “No era lo mío. No encontraba nada que me saliera y pensaba que era un fracaso”, recuerda.

Tratando de encontrarse con esa pasión que nació con sus primeros juegos infantiles, sintió una chispa y decidió seguirla: tomó un curso de cocina y todo cambió. “Me puse por primera vez un delantal y dije ‘esto es lo que quería”, confiesa emocionada Giannina.

Giannina crea en su departamento de Asunción las famosas recetas que comparte en las redes sociales.

Regresó a Paraguay en 2014 con una Licenciatura en Gastronomía bajo el brazo, y su vida dio un verdadero giro. Comenzó a desarrollar su carrera gastronómica primero en televisión y después en las redes sociales. Y el sueño de aquella niña que jugaba a cocinar se fue volviendo realidad: y es que siempre se dijo a sí misma que algún día estaría del otro lado de la pantalla. Hoy es una de las más importantes referentes no solo de un canal de cable local, sino también en el mundo de las redes.

Hoy, Giannina disfruta del éxito de sus decisiones. 

Abrazar el cambio

La niña que cocinaba para su mamá hoy lo hace para miles de seguidores en las redes y para otros tantos de televidentes. Claro que su camino hasta el presente estuvo lleno de desafíos e incertidumbre, pero su respuesta fue siempre la misma: abrazar el cambio y seguir adelante.

Ese espíritu es el que promueve la nueva campaña de la Compañía Coca-Cola, que, basada en un poema del artista George The Poet, invita a estar Juntos Para Algo Mejor: abrazar el cambio, mirar el mundo con optimismo y revalorizar los momentos más sencillos de la vida cotidiana, como puede ser compartir una cena en familia o amigos.