¿Cómo hacer para que las empresas tengan un impacto económico y social al mismo tiempo? ¿Qué iniciativas están apostando a la economía circular? ¿La música o el turismo pueden ser una vía de sustentabilidad? Los ocho expositores que participaron de la segunda edición de Gramo Sustentabilidad brindaron propuestas sobre estos temas y, de esta forma, inspiraron a los presentes a tomar decisiones que tengan un impacto social, económico y ambiental al mismo tiempo.

“Gramo Sustentabilidad nos enseña que no solo es importante ser amigable con el medio ambiente, sino que también debemos ser actores de cambio, generando un impacto positivo en la comunidad. No basta con cortar un árbol y plantar otro, hay que ir mucho más allá”, dijo Marta del Castillo, Directora Ejecutiva de Koga, empresa organizadora de las charlas Gramo Sustentabilidad, que cuentan con el apoyo de Coca-Cola de Paraguay.

Para lograr un cambio es necesario que todos los integrantes de la sociedad se comprometan con la sustentabilidad, entre ellos las empresas. “Somos una generación más consciente sobre qué comprar, y por eso cada vez más indagamos quiénes son los proveedores y si cumplen con las normas. Las compañías tienen que saber que sus acciones negativas se traducen en pérdidas económicas, y eso ya está pasando”, explicó Marta, que agregó que las empresas hoy son conscientes de que la sustentabilidad es un buen negocio.

Marta del Castillo, Directora Ejecutiva de Koga.

En esa línea, Soledad Izquierdo, Vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola para el Sur de Latinoamérica y una de las oradoras del encuentro, contó al auditorio cuál es la experiencia de la Compañía. “Somos conscientes de que con el liderazgo deviene una gran responsabilidad. Nuestra capacidad de crecimiento depende de cómo hagamos los negocios, porque nuestra meta es ayudar a crear oportunidades compartidas en todas las comunidades en donde operamos. Todos los días hacemos un cambio constante desde adentro hacia afuera, queremos crecer pero de la manera correcta, no de la manera fácil”, aseguró Soledad.

Soledad Izquierdo, Vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola para el Sur de Latinoamérica.


Propuestas para un cambio natural

Alicia Montoya, responsable del equipo técnico de Cooperativa El Álamo, de Buenos Aires (Argentina); y Leandro Maldonado, Sub-director de Ambiente y Energía del municipio de Guaymallén, de Mendoza (Argentina), explicaron que la clave de esta transformación reside en una palabra: reciclaje. Ambos contaron cómo el reciclaje no sólo es un camino para cuidar el medio ambiente, sino que también es un negocio y una oportunidad para generar empleos dignos, un ejemplo que puede ser fácilmente replicable en Paraguay.

Alicia Montoya y Leandro Maldonado hablaron sobre
reciclaje.

Una de las expositoras más ovacionadas fue Norma Ávila, que habló sobre el poder transformador de la cultura ancestral y su aporte al medio ambiente. A través de su relato logró que el público se traslade a la pequeña comunidad indígena Avá guaraní, donde se realiza la práctica milenaria de recolección de yerba mate silvícola Ka’aite. Este método casi en desuso es un ejemplo de cómo se puede producir yerba sin talar un solo árbol del remanente del Bosque Intacto de Kanindeju. Orgullosa contó que Ka’aite es la única yerba mate que forma parte del Arca del Gusto, un movimiento que busca proteger la biodiversidad alimentaria mundial.

Norma Ávila contó sobre el proyecto de yerba mate silvícola Ka’aite.

También en relación a la productividad sustentable habló Paula Burt, Coordinadora Programática de Fundación Avina en el Paraguay, quien presentó el Proyecto Conservación de agua en la Reserva del Bosque Mbaracayú, donde pequeños productores ya están implementando un modelo agrícola amigable con la naturaleza.

Para cerrar la segunda edición de Gramo Sustentabilidad, se pusieron algunos ejemplos de la importancia de lo autóctono y la cultura como medio de cuidar el contexto en que vivimos.

Carla Torreani, del Proyecto Lazos de Agua, explicó cómo el arte y la cultura son dos instrumentos para comunicar la importancia de cuidar el agua. "Todas las partes del modelo ABC (Acceso a Infraestructura, Behavior/Comportamiento, Capital) se integran a través de la metodología del Arte Social para generar un cambio de comportamiento como herramienta innovadora; y para conformar un todo articulado que adquiere un propósito único: sostenibilidad, dejando capacidad local instalada en cada uno de sus componentes”.

Carla estuvo acompañada en el escenario por unas chicas que montaron un mini teatro. Una de ellas destacó: "En el Arte Social para el cambio de comportamiento no se busca concientizar, sino emocionar, para despertar la creatividad. Todo lo que aporta algo que destaca lo visual, es más interesante, atractivo y alegre y eso te impulsa a poner en práctica comportamientos nuevos".

Por su parte, Juan Carlos Dos Santos habló sobre la importancia de conservar el patrimonio intangible de la banda originaria Peteke, que tiene más de 300 años de existencia.  Por último, Lolo Santiviago, de Aventura Extrema, presentó su próximo emprendimiento: un centro de concientización sobre el cuidado de las serpientes y turismo ecológico.

Con ocho exposiciones de actividades muy diferentes, las charlas Gramo Sustentabilidad buscan generar conciencia sobre el efecto de nuestras acciones en el mundo. Marta Castillo, de Koga, fue contundente: “Hemos dejado una huella muy honda en el planeta y ahora debemos apostar por el triple impacto si queremos dejar un legado a las futuras generaciones, que son el social, el económico y el ambiental”.

Podés ver las exposiciones de Gramo Sustentabilidad acá