La pandemia de coronavirus generó una crisis económica que afectó a muchas familias del país. En este contexto, Junto con la crisis, salieron a la luz las historias de solidaridad, como las de estos tres trabajadores de Coca-Cola que no dudaron en apoyar a sus comunidades y brindar su ayuda a través de ollas populares, donaciones de kits de limpieza y asistencia con un proyecto en Internet. Conocé las historias de Darmy, Héctor y Derlis.  

Héctor, más allá de la seguridad

Durante gran parte del día, Héctor Valdez se desempeña como Supervisor de Seguridad de la embotelladora Coca-Cola Paresa, pero su misión de proteger a los demás no termina al finalizar su turno. Es algo que lleva en la sangre: así como su papá, sus tíos y sus cinco hermanos, Héctor es bombero del Cuerpo de Voluntarios del Paraguay. Y desde que empezó la cuarentena sanitaria por la pandemia de coronavirus se dedicó a recolectar víveres, preparar kits de comida y de limpieza, y entregarlos a las personas más vulnerables de su ciudad, Villa Elisa, ubicada en el área metropolitana, dentro del departamento Central.

“Como dice mi papá, no todo en la vida se lleva”, reflexiona Héctor al hablar sobre su vocación de ayudar a los demás. “Con lo poco que tenemos, ayudamos. Hubo mucha gente que perdió el trabajo y, con eso, el pan de cada día”, señala, y enfatiza que son muchos los donantes que se suman a estas iniciativas. En todos los casos, los voluntarios deciden poner a disposición parte de su valioso tiempo. Héctor tiene dos hijos y comenzó a ser bombero de la novena compañía de Villa Elisa a los 19 años.  

Antes de la pandemia, su trabajo dentro del cuerpo de bomberos consistía en rescatar de las calles a las mascotas abandonadas y en peligro; tal es así que a lo largo de su carrera adoptó a tres perros: Nina, Gaucho y Negri. Sin embargo, con la llegada del covid-19 cambiaron sus funciones: “Hoy mi tarea se centra en controlar que mis compañeros estén en un óptimo estado de salud y lleven los equipos biomédicos necesarios en cada intervención”, explica en conversación con Journey.

“Como bombero, me tocó ver a gente que rezaba no por ellos, sino por nosotros, porque los ayudábamos. Esas cosas te tocan y te hacen pensar que para algo viniste a la Tierra”, reflexiona.

Héctor Valdez, supervisor de Seguridad de Coca-Cola Paresa.

Derlis, del equipo de fútbol a la cocina

Derlis Valdez es Supervisor de Ventas en Coca-Cola Paresa. Le gusta el fútbol y la cocina, y, así como Héctor, siente la vocación de dar una mano a los más vulnerables. A pesar de tener el mismo apellido, Derlis se apresura en aclarar con una risa que con Héctor no son parientes, pero los une el espíritu solidario.

Para Derlis, la idea de hacer ollas populares para ayudar a los más vulnerables surgió a inicios de abril pasado, a través de un grupo de WhatsApp del fútbol de los fines de semana, integrado por sus excompañeros del colegio Sagrada Familia de Lambaré.

“En principio éramos 13 personas, pero con el tiempo se fueron sumando más colaboradores. La idea inicial era entregar kits de víveres, pero luego la asociación de exalumnos nos ofreció su predio y decidimos cocinar y hacer las ollas populares. Hasta hoy se hicieron tres comilonas”, explica Derlis a Journey.

La tarea comenzó con la identificación de las personas más vulnerables de Lambaré a través de una plataforma en línea que fue creada por uno de los excompañeros de Derlis. Gracias a esa mecánica, la asistencia consigue llegar a unas 300 personas por cada olla popular que se organiza.  

“Mis amigos me dieron la misión de ser el jefe de cocina”, apunta Derlis, y cuenta que en las tres ollas populares que hicieron hasta ahora cocinó estofado de arroz y de fideo con pollo, y una cazuela de mondongo. “Salió delicioso y ayudamos a los demás”, dice contento.

Derlis Valdez, Supervisor de Ventas en Coca-Cola Paresa.

Darmy, cartógrafa de las iniciativas solidarias

El espíritu solidario resplandece en tiempos difíciles. La pandemia del coronavirus reestructuró casi todos los núcleos de la sociedad y hubo miles de personas que, con su buen corazón, comenzaron iniciativas como donaciones u ollas populares. Sin embargo, cualquier acción de este tipo requiere de organización para saber a quiénes se puede asistir y en dónde.

Darmy Martínez, Jefa de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Paresa, se dio cuenta de que algo faltaba en esta cadena solidaria: ayudar a las personas a encontrar puntos de asistencia a través de la tecnología. Junto con más de 30 compañeros de la comunidad local de Global Shapers —una iniciativa del Foro Económico Mundial—, tomaron un sitio web ya existente y lo adaptaron para la situación actual a modo de mapear todas las iniciativas solidarias en Asunción y área metropolitana.

Darmy Martínez, jefa de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Paresa.

“La herramienta se llama ‘Mapa Social’, y fue diseñada por uno de nuestros compañeros de Global Shapers; él ya la había creado antes de que empiece todo esto y dado el contexto, puso a disposición la herramienta para que juntos podamos identificar una cantidad de iniciativas que empezaron a surgir”, señaló Darmy en charla con Journey.

Hasta ahora, el Mapa Social identificó unos 100 sitios en donde se organizan ollas populares –en este punto colaboró con la organización TECHO-, con el fin de maximizar su visibilidad para que la gente conozca dónde se puede donar o sumarse como voluntarios. En esta línea, también incluye el nombre de empresas y organizaciones que están ayudando de algún modo durante la crisis de coronavirus. 

Aficionada a la fotografía y a los espacios culturales, Darmy reflexiona sobre la importancia de estar al servicio de la comunidad no sólo con recursos financieros y alimentos, sino también con el tiempo de cada uno. “La idea final es poner el sitio web al servicio de todos los paraguayos y que toda la ciudadanía pueda seguir beneficiándose de la solidaridad como una herramienta para la transformación del país”.