Yenny Ruiz, una emprendedora que confecciona bolsos forrados para termos de mate y tereré a partir de bidones plásticos, forma parte de Emprendemos Juntas, el programa que ya proporcionó herramientas vinculadas a la gestión de negocios, liderazgo y autoestima a más de 3.400 paraguayas.

Yenny Ruiz atiende todos los días su negocio en el Mercado Municipal de Luque, donde su creatividad e imaginación le valieron un lugar destacado: sus bolsos forrados para termos de mate y tereré que confecciona a partir de bidones plásticos son uno de los productos más llamativos de la feria.

Esa fama ganada en el mercado le llevó años de experimentación, muchísimo trabajo y capacitaciones que le proporcionaron herramientas vinculadas a la gestión de negocios, liderazgo y autoestima, como la que recibió en el programa Emprendemos Juntas, impulsado por la Fundación Coca-Cola y la Fundación Paraguaya.

La idea de estos diseños surgió en el 2016, cuando en las reuniones de padres del colegio de su hijo había que proponer soluciones sustentables para la gestión de residuos. Yenny presentó un plan: reciclar botellas plásticas, reutilizarlas y venderlas como macetas para plantines. El proyecto pronto se convirtió en una actividad productiva y rentable para esa institución educativa.

Luego de ese logro, comenzó a pensar cómo combinar sus ganas de emprender con el cuidado del medio ambiente a partir del reciclaje. Con una pequeña inversión comenzó a darle forma a “Néi creaciones” —vocablo guaraní que, en el contexto del emprendedurismo, significa “bien hecho”—, su propio negocio, con el que hoy sustenta a su familia.

“Con un poco de ingenio reuní materiales en desuso y los transformé en objetos de diseño, sin necesidad de comprar nada. Con ropas viejas revestí envases de detergente o aceite y los decoré con bordados. Los productos tuvieron muy rápida aceptación”, explica Yenny, mientras borda.

La emprendedora convierte bidones plásticos en bolsos para termos de mate y tereré repletos de detalles. 


Con el tiempo, el boca a boca le sumó nuevos clientes. Así, la emprendedora se las tuvo que ingeniar para conseguir materia prima suficiente para atender a todos los pedidos. Actualmente, los propios recicladores le ofrecen recipientes que recolectan.

La emprendedora asegura que las capacitaciones de Emprendemos Juntas la ayudaron mucho a progresar y a consolidar su propio negocio: “Me enteré de esta capacitación en medios digitales y sin dudar me anoté a los cursos. Aprendí tips sobre cómo empezar y administrar un negocio. Tengo el manual que me entregaron y cada tanto lo voy repasando.

Yenny asegura que la fórmula para llevar adelante su emprendimiento se asienta en la perseverancia y el ahorro: “Así pude comprar mi primera máquina de coser, sin tener que endeudarme”, explica. Con esta inversión, la calidad de sus bolsos mejoró considerablemente. El resto es obra de su creatividad. Ahora se propuso otra meta a corto plazo: seguir ahorrando para adquirir su propia máquina de bordar, la que le permitirá hacer volar aún más la imaginación.

“Néi es una empresa chica, y por eso trabajamos sobre pedido. Al principio ofrecía la mercadería desde mi casa. Después, a partir de la difusión que hacían mis propios clientes, muchas empresas me contactaron para solicitar regalos personalizados al por mayor. Ahora cuento con la ayuda de colaboradores, tengo un local propio, recibo pedidos por internet y doy trabajo a bordadores”, dice Yenny.

El programa Emprendemos Juntas se enmarca en la iniciativa global 5by20, con la que la Compañía Coca-Cola se propone capacitar a cinco millones de mujeres para 2020. En el Paraguay, el programa ya alcanzó a más de 3.400 mujeres.