En sintonía con la iniciativa global 5by20, por la que Coca-Cola se compromete a empoderar a cinco millones de mujeres para 2020, la Compañía desarrolla junto a la Fundación Paraguaya el programa “Emprendemos Juntas”, que ofrece capacitación de negocios a cientos de emprendedoras, como Jaqueline.

“Todas las mañanas me levanto pensando en mis objetivos”. Con esa filosofía, Jaqueline Núñez se hizo un lugar en el mundo de los negocios, logró equilibrar su vida familiar con sus ideas emprendedoras y sigue apostando por más.

“Fui mamá a los 21 años y, mientras cuidaba a mi hijo, también ayudaba a mi madre en la administración de su despensa, de la que siempre habíamos vivido”, relata Jaqueline a Journey. Cuando hace tres años nació su segundo hijo, comenzó además a confeccionar edredones y sábanas. “Quería mejorar mi situación y tener más seguridad económica para la familia”, explicó.

No es fácil llevar adelante un negocio exitoso y, menos aún, desarrollar tres a la vez. Jacqueline lo logró y maneja al mismo tiempo el almacén de la madre donde ofrece bebidas, golosinas y productos básicos para el hogar; Delicias Jacqueline, cuya especialidad son los bocaditos dulces y salados para eventos; y Confecciones Jacqueline, que vende sábanas, edredones y cortinas.


 

La cuadra donde vive Jaqueline es bastante tranquila. Los pobladores aún conservan la tradición de dormir la siesta luego del almuerzo. Sin embargo, la quietud de Villa Elisa (Central) contrasta con los intensos movimientos dentro de su casa. Julia la madre de Jacqueline, tritura mandiocas en el molino mientras su hija las mezcla con harina de maíz. Están en pleno proceso de producción de las famosas empanaditas de mandioca, un plato que trascendió los límites de su barrio.

“La receta me la enseñó mi madrina Isabel. Un día, decidimos cocinar durante las fiestas de San Juan y vendimos muy bien. Desde ese momento fue el boom, el negocio se expandió. Hoy recibimos pedidos de todas partes. El secreto es no perder calidad y elaborarlas siempre bien cargadas”, narró Jaqueline.

Para alcanzar sus objetivos, no sólo trabaja mucho, sino que también busca capacitarse continuamente y, por eso, participa en Emprendemos Juntas, el programa Fundación Paraguaya y Coca-Cola de Paraguay que busca empoderar a mujeres en todo el país. La iniciativa brinda capacitación y herramientas de empoderamiento para mujeres emprendedoras o con ganas de serlo. Tras participar de los talleres de economía y finanzas, Jaqueline afirma que las clases le permitieron “tener acceso a nuevos conceptos. Pude compartir mis sueños y, sobre todo, comenzar a creer en mí misma con más fuerza que nunca”.

Jaqueline, junto a su madre, en acción en la cocina de su casa.


Hacer realidad los sueños

Mientras concreta sus sueños, Jaqueline estudia y se capacita. Asiste disciplinadamente a todos los cursos de Emprendemos Juntas y asegura que todo lo que aprende le sirve para administrar mejor sus negocios. “Todo este esfuerzo lo hago para poder sacar adelante a mi familia, por eso necesito tener más práctica comercial, mejores estrategias y conocimientos. Sólo de esa manera es posible seguir creciendo”, dijo.

“La capacitación es imprescindible para que podamos hacer nuestros sueños realidad. Si hay algo que aprendí en estos años es aprender a soltarme, a creer en lo que hago. Espero que al contar mi historia y mi experiencia pueda ayudar a que más mujeres se animen a emprender”, destacó Jaqueline.

Emprendemos Juntas está alineado con el programa 5by20, con el que Coca-Cola busca empoderar a cinco millones de mujeres para 2020. La iniciativa se centra en eliminar los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres emprendedoras, mediante el acceso a cursos de formación en negocios, servicios financieros y conexiones con mentores.