Al compás de la alegre guarania Chokokue Kera Yvoty de Mauricio Cardozo Ocampos, los voluntarios de la Orquesta H2O Sonidos de Ñemby, de Coca-Cola Paresa (embotelladora de la Compañía en el país) y vecinos comenzaron la jornada de limpieza de la naciente del arroyo Pa’i Ñu. El cauce hídrico es un orgullo de todos los paraguayos y acciones de este tipo buscan recuperar su esplendor y sus cristalinas aguas.

A las 10 de la mañana del domingo 9 de junio, ya podían contarse una docena de bolsas con residuos retirados del arroyo. La minga ambiental estaba siendo un éxito y el grupo de voluntarios no paraba de recolectar todo tipo de residuos. Los vehículos que transitaban por el lugar paraban y alentaban la labor de los jóvenes.

A través de la música, la Orquesta H2O Sonidos de Ñemby —conjunto que forma parte del programa Sonidos de la Tierra, creado en el 2002 por el maestro Luis Szarán y que apoya Coca-Cola de Paraguay—, concientiza sobre el respeto y el cuidado del medio ambiente. A su vez, promueve la formación musical en comunidades vulnerables e incentiva el capital social para reducir la pobreza. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación Tierranuestra, que tiene presencia en 56 comunidades y convoca a más de 20.000 jóvenes.

“Utilizamos la música como una excusa para formar buenos ciudadanos. Este año empezamos los trabajos con Coca-Cola de Paraguay, que nos apoya con las clases de música y la concientización sobre la huella hídrica, el cuidado del medio ambiente y el reciclaje”, dijo Fátima Rocío Estigarribia Gómez, coordinadora y profesora de violín de la organización.

El entusiasmo de los participantes de la minga ambiental se percibía en el aire. “Hace unos años que mis hijas están en la orquesta. En el 2014 empezamos este proceso; luego la voluntad y la preocupación por la situación de nuestro querido arroyo Pa’i Ñu nos dio fuerzas para continuar. Gracias a esa perseverancia los mismos jóvenes llevan buenas prácticas a sus casas”, explicó Irma Rossana Orrego Oviedo, madre que apoya activamente la causa.

 “Luego de talleres de educación ambiental en cinco centros educativos de Ñemby, en los que casi 300 jóvenes fueron sensibilizados, esta es la primera actividad de minga ambiental que forma parte del proyecto H2O Sonidos de Ñemby.

La jornada de limpieza se enmarcó en la iniciativa global Un Mundo sin Residuos, el compromiso de la Compañía Coca-Cola para ayudar a recolectar y reciclar el equivalente de cada botella o lata que pone en el mercado para 2030. Aquí, en Paraguay ya empezamos esa gran meta haciendo este tipo de iniciativa”, aseguró Ángel Almada, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Paresa.

Al finalizar la jornada, los participantes de este encuentro lograron retirar del arroyo más de 730 kilos de desechos, hecho que celebraron con una serenata. Aún hay mucho por hacer, pero cada uno se fue con el convencimiento de que las buenas acciones se empiezan por casa.