Mario García tiene 16 años y una pasión que ya rindió sus frutos: en los últimos Juegos Nacionales Unificados 2018 de las Olimpíadas Especiales Paraguay (OEP), el joven se consagró campeón single de bádminton. Según confiesa, cada vez que golpea la raqueta contra el volante —especie de plumilla utilizada a modo de pelota en ese deporte—, su pulso se acelera e, inmediatamente, el corazón se le llena de una felicidad extrema.

“Yo no sabía nada de bádminton, hasta que hace tres meses el profe Aldo Ojeda visitó mi escuela para captar competidores. Me emocioné cuando me eligió para entrenar. Desde el primer momento que practiqué, las cosas que más me gustaron fueron los golpes y los movimientos rápidos en la cancha. Me enamoré inmediatamente”, revela Mario, antes de iniciar su entrenamiento, en las instalaciones de Secretaría Nacional de Deportes (SND), ya con miras a la clasificación de los XV Juegos Mundiales de Verano de Olimpiadas Especiales - Abu Dhabi 2019.

En 2016, la Federación Paraguaya de Bádminton selló un convenio de cooperación con la OEP para entrenar atletas especiales a fin de formar parte de las competencias nacionales e internacionales. “Fue así como me enteré del programa, y formé mi propio grupo de atletas especiales. A partir de ese momento empezamos a recorrer instituciones en busca de talentos, y así lo conocí a Mario”, recuerda Aldo, licenciado en Educación Física.

En un momento de la entrevista, Aldo le indica a Mario que empiece a “pelotear” con otro de los atletas, al tiempo que entre risas le reclama: “No te cortaste el pelo, nde mita'i (niño en guaraní)”, señalándole su melena y evidenciando el lazo afectivo que existe entre ambos.

“Los días de entrenamiento son intensos, pero no me hago problemas por eso; todo lo contrario, nos reímos mucho. Hacemos preparación física, trotamos, subimos escaleras y trabajamos mucho las piernas. También realizamos movimientos técnicos y estrategia de juego”, detalla Mario durante un entretiempo.

La competencia de bádminton de los Juegos Nacionales Unificados 2018 de las OEP tuvo lugar en la Secretaría Nacional de Deportes y participaron 15 atletas con síndrome de Down y dos jóvenes con discapacidad intelectual, entre ellos Mario. “No lo podía creer, fue una felicidad enorme poder ganar este premio”, cuenta.

El momento en que Mario se consagró campeón single de bádminton durante las Olimpíadas Especiales.

El encuentro deportivo contó con el apoyo de Coca-Cola de Paraguay, que animó a los atletas con carteles y banderines y los hidrató durante las competencias con Powerade.

Las Olimpiadas Especiales Paraguay no sólo representan al deporte, sino también a la excelencia y crecimiento a nivel personal y comunitario, en el marco de programas innovadores que abordan diversas áreas de la vida del atleta.

La organización de Olimpiadas Especiales forma parte del programa global llamado Special Olympics. La normativa es ofrecer entrenamiento deportivo inclusivo, soporte emocional, amistad, todo para lograr la integración de atletas especiales al programa nacional.

Esta edición de los Juegos Nacionales Unificados participaron 1000 atletas en las disciplinas de atletismo, fútsal FIFA, bádminton, bochas, natación, tenis, vóleibol, básquetbol, patinaje de velocidad y gimnasia artística.