La nueva despensa, toda en rojo y blanco, sobre la calle Baisha, en la ciudad china de Changshá, recibe un incesante flujo de clientes. Se trata del negocio de la Sra. Chen, y es la primera tienda piloto de Coca-Cola 5by20 que fue objeto de una transformación asombrosa de la mano de Coca-Cola China y JD.com, la plataforma de comercio electrónico líder en el país asiático.

El proyecto dio la posibilidad a la Sra. Chen de transformar su antiguo almacén, que dirige desde hace 10 años, en una tienda “inteligente”. La mejora incluyó la última tecnología para venta minorista inteligente: operaciones sin papel, stocks ajustados sobre la base de datos concretos y una disposición de la oferta de productos científicamente diseñada en base a información suministrada por los hábitos de los propios clientes.

Además, la tienda cuenta ahora con una heladera con Inteligencia Artificial que puso fin a las largas filas: los clientes ahora sólo deben escanear un código QR, abrir la puerta de la heladera y sacar sus bebidas. Por medio de la aplicación "JD Shopkeeper", los clientes pueden pedir rápidamente productos sin involucrar a los propietarios de las tiendas y sus trabajadores, que pueden dedicarse  a otras tareas. Gracias a la experiencia minorista de Coca-Cola y la orientación profesional de JD.com, la dueña del almacén pudo maximizar sus ganancias.

"En los últimos años, el comercio electrónico se convirtió en una competencia feroz. Sabíamos que teníamos que cambiar, pero no sabíamos cómo hacerlo", manifestó la Sra. Chen.

De los millones de almacenes tradicionales en China, el 66% está dirigido por mujeres o administrado conjuntamente por hombres y mujeres. Las inquietudes de la Sra. Chen son las mismas que las de muchas otras emprendedoras alrededor del mundo.

A diferencia de las actualizaciones de hardware, que se pueden hacer de inmediato, el cambio en la mentalidad no ocurre tan velozmente. Por medio de los cursos profesionales on line ofrecidos por Coca-Cola China, la Sra. Chen pudo conocer las últimas tendencias en venta minorista, aprender sobre prácticas comerciales modernas, mejorar la comunicación y perfeccionar otras capacidades.

Además, tuvo también la oportunidad de asistir a la “Coca-Cola Mama University”  para escuchar los consejos de expertos e intercambiar experiencias con otras mujeres en posiciones de dirección de negocios. A Coca-Cola le interesan los sueños de las mujeres y se compromete a favorecer su empoderamiento compartiendo con ellas sus conocimientos, habilidades comerciales y fortaleza interior para que puedan fortalecer su autoestima.

"Nos importan los sueños de las mujeres y esperamos ayudarlas en su desarrollo", declaró Zhang Jiantao, vicepresidente de Coca-Cola China y Corea del Sur. "A través de estos planes piloto, esperamos poder trabajar con nuestros socios para alcanzar ese efecto colaborativo único en el que uno más uno es más que dos. Un plan de transformación que ayudará a más mujeres a entender las oportunidades de negocios en la era digital y a reforzar su autoestima".

Más importante aún, la tienda es en sí un ejercicio continuo diseñado para adoptar un enfoque experimental de prueba y aprendizaje y facilitar a su vez el aprendizaje con métodos de trabajo flexibles. Además de su asociación con JD, Coca-Cola está explorando la posibilidad de alcanzar acuerdos con otras compañías para ampliar aún más el proyecto que ya se transformó en una nueva e innovadora forma de empoderar a las mujeres en la era digital.

A través de su programa global 5by20, Coca-Cola busca empoderar a 5 millones de mujeres alrededor del mundo para el año 2020. Al igual que en China, la Compañía desarrolla en Paraguay programas que apuntan a este objetivo, como Emprendemos Juntas, que ofrece capacitación a mujeres para que puedan animarse y desarrollar sus propios negocios o mejorar los que ya tienen. La iniciativa busca empoderar a 2500 mujeres en situación de vulnerabilidad y fortalecer sus capacidades.