Patricia Rojas hace poco se hizo cargo de la despensa de su familia, luego aprender los secretos del negocio observando a sus padres: “casi como un juego, desde muy niña aprendí las tareas propias de un negocio, como la disciplina, la cordialidad y la organización”.

Como Patricia, dueñas de almacenes, carnicerías y otros negocios aceptaron la invitación de la Asociación de Almaceneros Minoristas del Paraguay (AMP) y se reunieron en Asunción en uno de los talleres de Emprendemos Juntas.


“Estos talleres son una fuente de inspiración: nos brindan muchas herramientas para manejar la caja del negocio y no mezclar los gastos de la casa con los del emprendimiento”, explicó a Journey Nora Graciela Godoy, otra de las participantes, propietaria de una despensa en Ñemby.

Las emprendedoras pudieron delinear nuevos caminos en sus proyectos, obtener herramientas para mejorar en la gestión de sus negocios, identificar sus necesidades y las oportunidades se les presentan.

 “Las necesidades van de la mano de las oportunidades. Aquella mujer que es capaz de identificarlas es la que puede armar un plan de negocio exitoso”, explicó Analía Rolón, Técnica Capacitadora de la Fundación Paraguaya.

Ingrid Rivarola, propietaria de la despensa La Familia y participante de los talleres, asegura que con las capacitaciones aprendió a tener fe en el futuro: “De aquí a cinco años me veo progresando mucho, llevando adelante mi negocio y ayudando a mi familia”, anheló.

Las capacitaciones del programa Emprendemos Juntas brindan herramientas vinculadas a la gestión de negocios y liderazgo. Impulsada por la Fundación Coca-Cola y la Fundación Paraguaya, la iniciativa ya alcanzó en Paraguay a 3.400 emprendedoras.