Ruth Sánchez inauguró su local “Cocido Literario” en 2013 y eligió ese nombre tan autóctono por una simple razón: “Hay un café literario en todas las partes del mundo, ¿por qué no tener en Paraguay un cocido literario?”, explica a Journey tras la presentación del proyecto 'Emprendamos Juntas', auspiciado por Fundación Paraguaya y Coca-Cola Paresa. Su 'Cocido Literario' fue uno de los proyectos que impulsaron el desarrollo turístico del barrio, ya que el espacio, entre otras cosas, cuenta con coloridas fachadas y escaleras con mosaicos de azulejos que atraen la atención de los viajeros.

“El cocido es un guiso salado, algo que se hace en una cacerola. Pero en Paraguay puede significar otra cosa: es una infusión que se hace con la hierba, que habitualmente se disfruta en el desayuno y en la merienda”. Esa es la primera explicación que ofrece Ruth al momento de develar el nombre de su negocio, un pintoresco establecimiento en el barrio asunceno de Loma de San Jerónimo, el más turístico de la capital.

Pero con el correr del tiempo, Ruth comenzó a entender que después de esa primera etapa de crecimiento del negocio necesitaba un nuevo estímulo. “Luego de un período de estancamiento nos vimos obligados a replantearnos qué debíamos hacer para crecer”, cuenta la propietaria.


Una mano para crecer

La respuesta a la pregunta sobre cómo volver a reactivar los comercios de la Loma de San Jerónimo se la ofreció Fundación Paraguaya y Coca-Cola Paresa. “Nos acercamos a ellos al enterarnos de la ayuda que ofrecen a las mujeres que quieren emprender”, recuerda. De esta manera, un grupo de 12 mujeres del barrio participaron del proyecto Emprendemos Juntas y recibieron una capacitación para entender cuáles eran las carencias de sus negocios y de qué manera podrían relanzarlos. Así pudieron proyectar nuevos emprendimientos o mejorar el que ya tenían en marcha.

“Las asesoras que dan los cursos nos enseñaron cómo emprender, con consejos que tal vez conocíamos, pero que no sabíamos cómo canalizar. Nos brindaron datos precisos para poder desarrollar negocios en la práctica de la forma más exitosa”, comenta.  Tras esa formación, las mujeres de Loma de San Jerónimo actúan “desde una visión más efectiva, más responsable y más decidida”, destaca Ruth.

Además, esta revitalización comercial de Loma de San Jerónimo fue determinante para que “Cocido Literario” reingrese al mercado, esta vez como parte de una ruta turística por Asunción. Hoy la merienda que ofrece en su local es un suceso. Para el futuro, Ruth adelanta algunos planes: “Me gustaría incluir una cena con picada y tragos y, más adelante, un almuerzo que sea una parada para para turistas que realicen determinados circuitos por la zona durante las mañanas”.

Después de cuatro años al frente de “Cocido Literario”, la emprendedora está satisfecha con aquella original decisión de sacar adelante ese proyecto, sobre todo ahora que confía que “todo va a salir bien”, ya que cuenta con profesionales muy dedicados que la asesoran. “Lo que no pude hacer ayer, hoy lo hago; y mañana tendrá un seguro éxito, porque a la gente le gusta el lugar”, dijo Ruth, sin dejar de mencionar el 'instagrameable' cartel con el nombre del local que recibe a los turistas y clientes.

Si querés saber más del programa Emprendamos Juntas, mirá esta nota

Si querés conocer cómo Coca-Cola se propone empoderar cinco millones de mujeres para 2020 a través de su programa 5by20, mirá esta nota