El Hospital Pediátrico Acosta Ñu, ubicado en San Lorenzo, es un centro de referencia en la atención a niños y adolescentes. Recibe a más de 100.000 pacientes por año y ahora su servicio de Cardiología, uno de los más importantes del país, cuenta con dos respiradores de alta gama donados por Coca-Cola Paraguay.

Pío Alfieri es director del Hospital General Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”, ubicado en San Lorenzo. Este centro de referencia en la atención a niños y adolescentes es como uno de sus tres hijos o como cualquiera de sus cuatro nietos. Lo vio crecer a través del tiempo hasta que se convirtió en un modelo dentro de la red de hospitales públicos del Ministerio de Salud de Paraguay. “El Covid-19 nos obligó a reformular toda la gestión y tratamiento de los pacientes. A urgencias llegan muchos menos casos, pero más críticos. El impacto es notable”, señala el doctor. 

Pío Alfieri es director del Hospital Pediátrico Acosta Ñu: “Los respiradores son insumos esenciales para la unidad de cuidados intensivos”.

El Pediátrico Acosta Ñu –así lo identifican los paraguayos- atiende al año a unos 100.000 niños y adolescentes en todas las especialidades que derivan de la Pediatría: desde neurocirugía y cardiología hasta oncología y trastornos renales. Tiene una capacidad de 110 camas para Terapia Intensiva, Cardiología y Oncología. Hasta el momento recibió a diez pacientes con Covid-19 y la buena noticia es que todos fueron dados de alta.

La pandemia planteó desafíos en diversos ámbitos, especialmente el de la salud. Además de la batalla contra el coronavirus, los centros sanitarios siguen adelante con el tratamiento de otras patologías que no pueden esperar, como por ejemplo el trasplante de corazón a un niño de 9 años que se realizó el último 13 de marzo, en el arranque de la cuarentena.

“Fue un evento muy importante. Trabajamos en medio de varias restricciones y debimos extremar cuidados porque había riesgo para el paciente y para nosotros de contagiarnos Covid-19. Pero lo hicimos: no podíamos perder esa oportunidad”, cuenta Soledad Álvarez, cardióloga infantil.

En el marco de la pandemia y para apoyar el inmenso trabajo que llevan adelante los equipos sanitarios, Coca-Cola Paraguay donó al área de Cardiología dos respiradores de alta gama, que fueron entregados al Ministerio de Salud a través del Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD)

Alfieri explicó que los equipos, al ser polivalentes, pueden rotarse de área según la demanda. “Los ventiladores son insumos esenciales para la unidad de cuidados intensivos y permiten que la inmensa mayoría de los pacientes puedan sobrevivir”, agrega el doctor.

El centro de salud atiende a unos 100.000 pacientes por año y cuenta con 110 camas para Terapia Intensiva.

La doctora Álvarez se capacitó sobre la tecnología de los respiradores donados por Coca-Cola Paraguay para utilizarlos en el área de Cardiología. “Es muy importante este aporte. Los respiradores actúan como un soporte al pulmón del paciente”.

“Estamos agradecidos con todas las personas que nos ayudan en esta batalla”, afirma la profesional. Y, en la misma línea, el director del hospital remarca la gratificación que sienten por las acciones solidarias: “Es una satisfacción permanente a pesar de las dificultades”.