Coca-Cola lanzó en Japón su primera bebida frozen. Pero la novedad no termina allí: la Coca-Cola frozen Lemon se ofrece en un envase comprimible provisto de un pico que emula un sorbete, para refrescar a los consumidores japoneses durante el caluroso verano.

Japón, mercado en el que cada año se lanzan mil nuevas bebidas, sigue siendo un verdadero semillero de innovación para la Compañía. Coca-Cola Frozen Lemon siguió a los recientes lanzamientos de Coca-Cola Peach (Durazno) y Coca-Cola Plus, una bebida de Alimentos de Uso Específico de la Salud (FOSHU, por sus siglas en inglés) con fibra dietética.


Coca-Cola Japón dedicó más de ocho años de trabajo a la investigación, desarrollo y testeo de ingredientes para perfeccionar la tecnología de refrigeración y receta para crear la Coca-Cola Frozen Lemon. Este novedoso empaque permitirá a los consumidores japoneses, que sienten una gran afinidad tanto por la novedad como por las bebidas innovadoras y frozen, disfrutar de la nueva bebida sin mojarse las manos. Además pueden lograr el “crujido” deseado tan sólo apretando los empaques de cierre hermético.

El lanzamiento de Coca-Cola Frozen Lemon respalda la visión del CEO de Coca-Cola, James Quincey, de avanzar hacia una Compañía integral de bebidas impulsada por una cultura emprendedora y en constante innovación. Esto incluye adoptar un enfoque de “prueba y aprendizaje” en I + D y desarrollar marcas e ideas exitosas en todo el mundo.