Visitamos la comisión “Virgen de las Mercedes”, del barrio Republicano, una de las 15 que forman parte de la competencia Asunción Recicla. La iniciativa, organizada por Coca-Cola Paraguay, Soluciones Ecológicas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y la Municipalidad de Asunción, busca promover el hábito del reciclaje desde los hogares y apoyar el trabajo de los recicladores de base.

El barrio Republicano de Asunción vive del reciclaje y lo conoce en esencia. Ubicado a corta distancia del vertedero municipal de Cateura, es testigo del ir y venir de los camiones de la comuna capitalina y los motocarros de los recicladores de base, que recorren a diario las calles del barrio. Comerciantes y vecinos conversan con los trabajadores cuando paran a descansar sobre todo lo que implica el proceso del reciclaje y la disposición final de residuos. Lejos de ser meros espectadores, eso impulsa a los vecinos a querer ser partícipes activos en el cuidado del planeta.

La comunidad del barrio Republicano, organizada en la comisión vecinal “Virgen de las Mercedes”, está muy comprometida con su gente y el activismo por el reciclaje no ha sido la excepción.  “Periódicamente tenemos actividades en donde apoyamos a personas enfermas, logramos la instalación de cámaras de seguridad, asfaltados en las cuadras, hasta recuperamos un paseo central”, enumera Arnaldo Bogado, vicepresidente de la comisión. Ahora, la comisión se unió a la segunda edición del “EcoDesafío Asunción Recicla”, para competir junto a otras 14 comisiones vecinales de la capital por ser un ejemplo en la cultura del reciclaje. Sus 140 integrantes se sumaron a la iniciativa con una idea clara: además de basarse en un sano espíritu de competencia, lo que importa, al final, es el legado que queda en la comunidad para sistematizar y promover esta práctica.

Arnaldo Bogado, vicepresidente de la comisión vecinal “Virgen de las Mercedes” del barrio Republicano de Asunción.

El “EcoDesafío Asunción Recicla”, organizado por Coca-Cola Paraguay, Soluciones Ecológicas y la Municipalidad de Asunción, busca incentivar el reciclaje en los hogares para promover el cuidado del medio ambiente, además de apoyar así el trabajo de los recicladores de base. 

En el certamen, los vecinos depositan en los EcoPuntos la mayor cantidad de residuos reciclables como cartón, latas, papel y envases de larga vida. Los recicladores recuperan ese material y lo venden a centros de acopio para su revalorización, promoviendo así la economía circular.  El barrio que gane el concurso recibirá USD 1.000 en inversión para su comunidad y quienes logren juntar más de 2.000 kilos de reciclables podrán mantener instalado un EcoPunto durante al menos 10 meses, con un beneficio directo para el reciclador de la zona.

Los vecinos depositan los materiales reciclables en el “EcoPunto”.

“Hay una excelente aceptación, y los esfuerzos están dando frutos. Me siento con mucha satisfacción por la colaboración de los vecinos”, añade Arnaldo en conversación con Journey durante una de las jornadas de pesaje, en las que se registró una colecta de 452 kilos de materiales reciclables. Hasta allí llegó Cristina Cabrera, la recicladora de base que trabaja con los vecinos de esta comisión.

Durante las jornadas semanales de pesaje también participa un capacitador de Soluciones Ecológicas, que asesora a los vecinos y trabaja con el reciclador de base. Ruth Santacruz es la elegida para ayudar a la comunidad del barrio Republicano. “Todos están muy curiosos acerca de lo que significa este trabajo”, asegura, y al mismo tiempo fiscaliza la correcta separación y el pesaje de los desechos recolectados.

Ruth celebra que cada vez haya más personas que están tomando conciencia de la importancia de revalorizar los residuos, y de que ese ciclo comienza en el seno de cada hogar, con su correcta separación.  “Aprenden a dónde van a parar esos desechos, qué se hace con ellos y cómo se los puede aprovechar. Entienden que ese pequeño aporte permite que el trabajo de los recicladores se haga con mayor rapidez y seguridad”, señala la joven estudiante de ingeniería ambiental.

Ruth Santacruz, capacitadora del “EcoDesafío Asunción Recicla” y estudiante de la carrera de Ingeniería Ambiental.

“Aprendí mucho de los recicladores, es gratificante verlos luchando y trabajando. Mi sueño es aportar un granito de arena en la educación ambiental”, agrega, y señala la importancia de haber participado de la jornada de capacitación junto a los recicladores de base que forman parte del desafío.

La educación, entonces, cada vez gana más terreno como la clave para lograr Un Mundo sin Residuos: ese es precisamente el compromiso global de la Compañía Coca-Cola, que busca recuperar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para el año 2030.

 “La educación es el único camino”, reflexiona el presidente de la comisión vecinal, y agrega: “Cuando empezamos este proyecto nuestro objetivo fue dejar un legado a los chicos que van creciendo, crear en ellos esa conciencia de la importancia del depósito final de los residuos. Ese es un paso importante para revertir la situación tan difícil que atraviesa la naturaleza”, apunta Armando.

Ruth se suma al deseo de Armando: “Consumir no es el problema, sino ser conscientes de lo que consumimos y qué hacemos con los residuos. Trabajamos para crear una responsabilidad desde el hogar, y separar los residuos se convierta en un hábito”, concluye.

Cristina, recicladora de base, recolecta los residuos separados en el “Eco Punto” del barrio Republicano.