“El Día Mundial del Medio Ambiente es una plataforma mundial para inspirar un cambio positivo y se basa en el precepto de que un cambio global requiere de una comunidad global”. Así es como la ONU describe el propósito del día que celebramos hoy, 5 de junio. Y en 2020 ese concepto de comunidad global adquiere una dimensión muy especial.

Este año, entre el cúmulo de incertidumbres que dejará la pandemia aparece una certeza inapelable: la del valor del trabajo conjunto para cuidar nuestra salud, la de nuestros seres queridos y la del planeta. Porque cuando trabajamos juntos somos capaces de superar desafíos impensables y lograr cambios positivos allí donde sea necesario.

Es por eso que este año, sumado a nuestro compromiso Un Mundo sin Residuos, desde Coca-Cola Paraguay queremos celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente junto a quienes trabajamos localmente en programas de reciclaje, acceso a agua y protección de cuencas.

Junto a la Fundación Moisés Bertoni y la Fundación Avina llevamos adelante el proyecto de conservación de agua en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú, que ya sumó el compromiso de 213 familias rurales. Los agricultores reciben ayuda para mejorar la productividad de sus chacras y la infiltración de agua de las lluvias en las napas subterráneas. “El plan tiene varios objetivos: conservar las napas subterráneas e incrementar la producción agrícola, cambiando las antiguas prácticas de labranzas por otras generadoras de triple impacto”, explica Hugo Mora, Gerente de Desarrollo Territorial de Fundación Moisés Bertoni.

En la misma línea, formamos parte del programa Lazos de Agua junto a One Drop, la Fundación FEMSA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Moisés Bertoni y Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA). Dentro de este programa se desarrolla Y Kuaa, un proyecto que tiene como objetivo lograr la sostenibilidad y la calidad de los servicios de provisión de agua potable y saneamiento. Hasta el momento, Y Kuaa ha facilitado el acceso sostenible a servicios de agua y/o saneamiento e higiene para casi 24.500 personas, y la meta general es llegar a 40.000 personas en 65 comunidades. “Hasta ahora llevamos intervenidas 29 comunidades. Es un proyecto muy desafiante porque hay que articular con muchos actores, es una diversidad muy grande, pero el resultado es gratificante”, explicó Carla Torreani, Coordinadora General del proyecto Y Kuaa por parte de la Fundación Moisés Bertoni.

Para sumar en la concientización ciudadana, junto a Soluciones Ecológicas se llevaron a cabo distintas acciones de reciclaje, como #AsuncionRecicla, un ecodesafío que movilizó a grupos de vecinos de 10 barrios de Asunción para incentivar el reciclaje inclusivo y la separación en origen, logrando juntar más de 16.000 kilos de desechos reutilizables.  Por otro lado, junto a la Fundación Tierranuestra se impulsó la participación comunitaria en la protección de la cuenca hídrica del arroyo de Ñemby y el Arroyo Pa’i Ñu a través de la realización de mingas de limpieza y la formación de 500 monitores ambientales en ocho colegios de Ñemby.

Gracias a todos ellos por ayudarnos a cuidar el Medio Ambiente y a construir el sueño conjunto de vivir en Un Mundo sin Residuos.