La décima edición del concurso Colosos de la Tierra marcó un hito histórico en términos de cuidados ambientales en Paraguay. En 2021, el evento -que cuenta con el apoyo de Coca-Cola Paraguay- registró un récord en términos de árboles y especies postuladas. Desde A Todo Pulmón, la ONG que lleva adelante la iniciativa, invitan a escuchar la voz de los bosques para preservarlos.

El viento sopla con fuerza y dobla las grandes ramas de los árboles, que combaten en una danza pintoresca contra la fuerza de la naturaleza.

“El bosque necesita que seamos sus voces para que paremos la deforestación y los incendios”, sostiene Víctor Ibarrola, Director Ejecutivo de A Todo Pulmón, en conversación con Journey en Obligado, Itapúa, uno de los 12 departamentos del país en los que se llevaron a cabo las expediciones para medir a los árboles finalistas de este concurso, que en 2021 celebró su décima edición.

La premisa de la competencia es sencilla: todas las personas pueden postular a los árboles más grandes del país en diferentes categorías; desde el tronco más alto, o el más largo, hasta la copa más feroz. Finalmente se elige a los Colosos de la Tierra o, como también se los conoce, a los “guardianes del futuro”.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de Coca-Cola Paraguay, apunta a una concientización sobre la importancia de los bosques y a transmitir el mensaje de que sin ellos no se podría existir. A lo largo de 10 años, más de 3.000 árboles siguen en pie gracias al concurso, según los organizadores.

Más de 600 árboles se postularon para la edición 2021 del concurso 

“En comparación a otras ediciones, este está siendo un año de récords. Tuvimos 662 árboles inscriptos; 56 especies, que nos sorprendieron. Nunca recorrimos tantos departamentos”, celebra Víctor.

Llevar adelante la competencia en 2021 no fue fácil, pero los desafíos están para ser superados. “El año pasado, en medio de la pandemia, tuvimos que suspender dos veces los viajes; pero fue aprobado un protocolo súper estricto que lo estamos volviendo a utilizar”, explica.

“Este es el año en el que menos podemos dejar de dar el mensaje de concientización”, reflexiona el Director Ejecutivo de A Todo Pulmón 

Este año las travesías se hicieron repartidos en tres fines de semana: el primero en la zona norte de la región Oriental y el Chaco paraguayo; el segundo en la zona noreste de la región Oriental; y el último en Misiones, Itapúa, Guairá y Central, departamentos de centro y sur del país. “Cada viaje tuvo su carga emotiva muy particular, Y probablemente llegamos a un poco más de 5.000 kilómetros recorridos”, detalla.

Los ganadores de Colosos se conocerán a finales de septiembre, pero Víctor se adelanta con un mensaje: “Priorizar los bosques es priorizar la salud, la calidad de vida. Tenemos que unirnos y cambiar la mirada de dejar último al medioambiente. Esta idea, que nació hace 10 años, está llegando a la gente. Hoy podemos hablar de una causa nacional. En nombre del mundo entero les decimos ¡gracias! a las personas, familias, comunidades que están protegiendo sus bosques”.

Las expediciones reúnen a no menos de 30 personas, entre directivos, técnicos ambientales, comunicadores e influencers comprometidos con el cuidado ambiental. “Nos dimos cuenta de que este año es justamente el que menos podemos dejar de dar el mensaje de concientización”, añade Víctor.