Te presentamos un panorama sobre la relación de los asuncenos con la gestión de los residuos y qué cambios sencillos pueden implementarse para contribuir a vivir en Un Mundo sin Residuos.

Pequeñas acciones generan grandes cambios. Y si comienzan en casa, mucho mejor. Cuidar el medio ambiente, mantener la ciudad limpia y dar una mano a los recicladores del barrio en su trabajo diario es un buen comienzo. Y para eso nada mejor que conocer los materiales que pueden separarse en el hogar para darles una segunda oportunidad y evitar que lleguen a los vertederos.

Es muy importante cambiar la perspectiva de los ciudadanos en relación a los residuos para impulsar la separación desde las casas. Según la Actualización del Estudio de Caracterización de Residuos Sólidos Urbanos para la ciudad de Asunción, publicado en 2020 por la ONG Investigación para el Desarrollo, cada asunceno genera 1,2 kilos de residuos por día.

El Ingeniero Civil Mauricio Solalinde, Coordinador del Proyecto de Promoción de la Economía Circular en Paraguay, llevado adelante por la Fundación Moisés Bertoni —aliada de Coca-Cola Paraguay en proyectos para el cuidado del medio ambiente— y cofinanciado por el Laboratorio Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID LAB), nos enumera los datos más resaltantes del estudio sobre residuos sólidos en Asunción y sus puntos de vista en torno a esta problemática.

-¿Cuántos desechos se generan en Asunción por día y cómo se compara ese número con otras ciudades de América Latina?

-En Asunción se generan unas 242.880 toneladas de basura por año -665 toneladas por día-. Con la población actual eso representa 1,2 kg por día por persona. La tasa per cápita de Latinoamérica es de un kilo, es decir que aquí es 20% más que el promedio regional.

-¿Del total de residuos que se producen por día, cuánto es orgánico y cuánto inorgánico?

-Del total, el 60,5% son orgánicos y se podrían compostar. Los inorgánicos suman el 38,7%, mientras que los desechos peligrosos, como jeringas o provenientes de hospitales o centros médicos alcanzan el 0,8 por ciento.

Mauricio Solalinde, Coordinador del Proyecto de Promoción de la Economía Circular en Paraguay 

-¿Cuáles son los desechos inorgánicos que más se reciclan?

- Lo que mayormente se recicla es el plástico. Le sigue el papel y el cartón y luego el vidrio.

-¿Cómo es el hábito de disposición de residuos del paraguayo?

-Si nos basamos en los datos de la Encuesta Permanente de Hogares publicada en el 2017, que es a nivel país, vemos que en las ciudades el 68% de los encuestados dispone sus residuos, sin separarlos, a través de recolección público-privada; y el 35% quema sus basuras. En las zonas rurales, como no hay servicio de recolección, el 75% quema sus residuos.

Solo el 1,14% de los paraguayos separa los residuos desde el origen, y apuntamos a aumentar esa cifra. La tasa de recuperación del total de desechos es solo del 7%: significa que 93% de lo que hoy se está generando no se está recuperando de ninguna manera.

-¿Qué rol juegan los recicladores de base en la reutilización de residuos?

-Los recicladores juegan un rol importantísimo: recuperan más del 90% del material reciclable que se desecha. Ellos van casa por casa y recorren los barrios. Por eso, esa pequeña acción de separar los reciclables desde nuestras casas facilita el trabajo y mejora la calidad de vida a 20.000 familias de recicladores.

-¿Cuál es el camino que se debe tomar para encontrar una solución a esta problemática?

-Hay una fuerte vertiente de apostar no solamente por recuperar más residuos, sino que las empresas propongan un cambio en el diseño de los componentes de sus productos para aumentar la potencia de la reciclabilidad. El camino está en la adopción de estrategias de circularidad por parte de las compañías que permitan que los materiales se mantengan en uso de la economía por el mayor tiempo posible.

Así lo entiende Coca-Cola Paraguay, que bajo el marco del compromiso global de la Compañía por Un Mundo sin Residuos, impulsa proyectos que promueven el reciclaje, el cuidado del medio ambiente y dignifican el trabajo del reciclador de base como Mi Barrio Sin Residuos, los EcoDesafíos en Asunción en 2019 y 2020; y Luque Recicla en 2021; la adopción de la Botella Única —que puede reusarse hasta 18 veces—, y la botella de Sprite Clear, que facilita su reutilización