Cuenta la leyenda que todo aquel que moja sus pies en las aguas del río Paraná, a orillas de la ciudad de Encarnación, queda hechizado para siempre por el encanto de estas tierras. ¿Realidad o ficción? Lo cierto es que quien llega a este lugar queda enamorado de la amabilidad de la gente, la belleza de sus calles y el cuidado de la naturaleza.

En medio de enclave natural Coca-Coca de Paraguay instaló el Fresh Club. Allí, cada viernes, sábado y domingo grupos de jóvenes y familias enteras se dan cita para disfrutar, de manera gratuita, las propuestas del parador: reposeras, sombrillas, canchas de vóley, fútbol de playa, metegol, jengas gigantes, la música del DJ David Majul y Coca-Cola Sin Azúcar bien helada.