Diez comisiones vecinales y recicladores de base buscarán juntar la mayor cantidad de materiales reciclables en esta ciudad. Mientras tanto, los capacitadores que serán su guía ya se preparan con entusiasmo con un objetivo concreto: ser un nexo clave en el trabajo por Un Mundo sin Residuos.

La previa para el gran comienzo del EcoDesafío “Luque Recicla” se vive con gran entusiasmo. Recicladores de base, comisiones vecinales y jóvenes capacitadores ya se preparan para dar todo de sí en una competencia que busca incentivar el reciclaje en los hogares y que la comunidad conozca de cerca el valioso trabajo de los recicladores. Durante diez semanas, diez comisiones vecinales de Luque trabajarán junto a recicladores de base y capacitadores con un objetivo común: recolectar la mayor cantidad de materiales reciclables en los EcoPuntos dispuestos en toda la ciudad.

Por eso, en ese trabajo en equipo será clave el rol articulador de los capacitadores de Soluciones Ecológicas, la empresa que ejecuta el EcoDesafío con el apoyo del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). La iniciativa está impulsada por la plataforma Latitud R, cuyo espíritu es hacer más sólidos el reciclaje inclusivo y la economía circular en toda América, y de la que forman parte a forman parte la Fundación Coca-Cola, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Avina, PepsiCo, Dow Chemical y la Red Latinoamericana de Recicladores.

Diez jóvenes estudiantes de Ingeniería Ambiental guiarán e impulsarán en todo el proceso a vecinos y recicladores. De cara al comienzo del EcoDesafío, los jóvenes se reunieron en la sede de Soluciones Ecológicas para coordinar acciones a pocos días del inicio de “Luque Recicla”.

“Crecí rodeada de naturaleza y me pareció que algo más podía hacer por los cambios acelerados, por eso elegí esta carrera”, cuenta con alegría Lilian Pérez, una estudiante de 24 años, que no oculta su entusiasmo por arrancar ya con su misión. Emilio Goiris, también de 24 años, se une al sentimiento de Lilian y dice que está a pasos de ser ingeniero ambiental por una vocación que le surgió en el colegio en torno a la protección de las áreas de conservación de biodiversidad, el manejo de área protegidas y residuos sólidos.

Aprendizaje y confianza

El rol de los capacitadores es el de reunirse con los representantes de las comisiones vecinales y los recicladores de base cada fin de semana para hacer un pesaje de los materiales recolectados durante esos días. Además, con su espíritu joven, son una pieza clave para estimular constantemente a todos los engranajes de este gran equipo.

Lilian se muestra expectante por la competencia en Luque y afirma que ganar la confianza de los recicladores y las comisiones vecinales es clave para la motivación y el éxito. “No nos presentamos como estudiantes ni nos comunicamos con términos técnicos. Hablamos de la familia, como amigos. Les digo que no duden en escribirme. Para mí es una fiesta de fin de semana cada pesaje”, añade. “Mi táctica es acercarme a las recicladoras y construir confianza: me intereso por sus cosas”, agrega Emilio.

Tanto Lilian como Emilio ya formaron parte del EcoDesafío “Asunción Recicla”, que se realizó en 2019 y 2020, experiencias que significaron para ellos un constante aprendizaje. “Junto con los recicladores, aconsejamos a las comisiones vecinales cómo disponer y separar los residuos, que es lo más importante a la hora de desechar”, apunta Emilio.

Lilian Pérez, capacitadora de Luque Recicla

Lilian se muestra expectante por la competencia en Luque y afirma que ganar la confianza de los recicladores y las comisiones vecinales es clave para la motivación y el éxito. “No nos presentamos como estudiantes ni nos comunicamos con términos técnicos. Hablamos de la familia, como amigos. Les digo que no duden en escribirme. Para mí es una fiesta de fin de semana cada pesaje”, añade. “Mi táctica es acercarme a las recicladoras y construir confianza: me intereso por sus cosas”, agrega Emilio.

Emilio Goiris, quien será otro de los capacitadores de Luque Recicla. 

El apoyo de Coca-Cola Paraguay a esta iniciativa se enmarca en el compromiso global de la Compañía Coca-Cola de trabajar por Un Mundo Sin Residuos, una iniciativa por la que busca recolectar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para 2030. Para eso, el trabajo junto a las comunidades ha demostrado ser esencial y el mejor camino.

Luque, un orgullo

“Esta acción nos enorgullece y nos inspira. Sabemos que Luque tiene la trayectoria de intentar trabajar con recicladores y cuenta con una planta de acopio que estamos viendo la manera de reactivar; hay antecedentes interesantes en esta ciudad”, afirma Cecilia Muñoz, directora de Proyectos de Soluciones Ecológicas, y agrega: “Existe un compromiso real de los voluntarios y tengo la impresión de que ellos van a disfrutar este proceso con Luque”.

Cecilia Muñoz, directora de Proyectos de Soluciones Ecológicas. 

Por su parte, Gonzalo Roqué, Director Programático de Fundación Avina, quien habló a los capacitadores a través de una videollamada desde Argentina, se entusiasma con las dinámicas de reciclaje inclusivo en Luque y con seguir expandiendo el trabajo que hace Latitud R en toda la región. “Estamos comprometidos en acompañar este proceso, para que genere el mayor impacto posible y una dinámica que se instale en la ciudad; que construyamos la colaboración a todos los niveles con autoridades locales, comunidades y comisiones vecinales, y que Luque sea una experiencia de la que luego podamos aprender y replicar”.

Como cierre, Lourdes Bogado, Directora de Ordenamiento Ambiental del Ministerio del Ambiente, apuntó directamente a los jóvenes capacitadores: “Me encanta que estemos tomando este tipo de iniciativas. Sé que van a ser los mejores en su tarea y desde el Ministerio del Ambiente estamos disponibles para ayudar”.

¡A calentar los motores!, el EcoDesafío en Luque está por comenzar.