Griselda Cantero encabeza la asociación de recicladores que forma parte de Mi Barrio Sin Residuos, una iniciativa impulsada por Coca-Cola Paraguay para impulsar el reciclaje en cinco barrios de Asunción. Te contamos su historia y sus proyectos como líder del grupo de recicladores.

Cuando Griselda Cantero mira el intenso ajetreo de sus compañeros en la Planta de Reciclaje del barrio San Francisco no puede evitar recordar a su madre, cuando salía a recorrer las calles de Asunción en búsqueda de materiales reciclables. “Yo nací en Asunción, vivía en el barrio San Pedro de la Chacarita. Y mi madre trabajaba de recicladora, lo que para mí es un orgullo”, recuerda.

Con el tiempo, muchas cosas cambiaron. “Antes reciclábamos huesos y latitas, ahora muchas cosas más, especialmente plásticos y cartones”, detalla Griselda. Y eso no es todo: hoy por hoy, esta mujer de 38 años, madre soltera de cuatro hijos, ocupa la presidencia de la Asociación de Recicladores del Barrio San Francisco.

Para Griselda no hay imposibles. Y es la primera en agradecer y valorar que por medio del reciclaje logró sostener y educar a sus hijos. “Salgo a reciclar a las 4:30 de la mañana y regreso a mi casa alrededor de las 9. Luego, a las 13:30, vuelvo a salir y regreso a las 18”, cuenta.

Mientras conversa con Journey, Griselda no deja de coordinar las acciones entre sus compañeros. Responde a sus consultas y les aconseja cómo clasificar los materiales que recuperaron durante la jornada, de qué forma disponerlos en bolsas distintas y dónde ubicarlos dentro de la Planta de Reciclaje.

A las claras, Griselda predica con el ejemplo, con sensibilidad y empatía. Porque ella es la primera en reconocer que el camino no es fácil para los recicladores, que representa varios desafíos diarios. “Cuesta mucho ser reciclador, conlleva mucho sacrificio. Hay veces que no hay mercadería, se descompone la moto, no tenés para cargar combustible o nos agarra una tormenta, muchas cosas pasan”, explica.

Por eso, la iniciativa Mi Barrio Sin Residuos representa para ellos una oportunidad. Los recicladores de la Asociación de Recicladores del Barrio San Francisco visitan a los vecinos de cinco barrios de Asunción que se inscribieron en el proyecto, y retiran sus residuos reciclables Así, Mi Barrio Sin Residuos les ofrece la oportunidad de entablar una relación cercana los vecinos, recibir más materiales recuperables y trabajar juntos por una ciudad más limpia.

“Los compañeros también son conscientes del impacto ambiental que generan porque hicimos una capacitación. Nosotros, al recoger un plástico, estamos protegiendo al medioambiente”, ejemplifica Griselda.

Griselda junto a sus compañeros recicladores

Una líder comprometida

Griselda es una líder por excelencia. Se puede ver a simple vista cómo habla con sus compañeros. Incluso, ella misma considera que ellos la eligieron como presidenta porque siempre buscó lo mejor para el colectivo.

“Mi propuesta es que podamos trabajar unidos y tener una mejor ganancia. También abrir un camino para que los jóvenes sepan en qué consiste este trabajo”, cuenta, y concluye: “Me siento orgullosa y realizada porque tener un logro así para guiar a mis compañeros es un privilegio”.

“Mi Barrio Sin Residuos” surge de la alianza entre Coca-Cola Paraguay, la Municipalidad de Asunción, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a través del proyecto “Asunción Ciudad Verde de las Américas – Vías a la Sustentabilidad”. La ejecución del proyecto está a cargo de la empresa social Soluciones Ecológicas, en alianza con la Asociación de Recicladores del Barrio San Francisco y el apoyo de la Fundación Moisés Bertoni.