El EcoDesafío que se llevó a cabo en una de las ciudades más pobladas del área metropolitana llegó a su fin. La iniciativa estuvo impulsado por Latitud R, la plataforma que apunta a incentivar el reciclaje inclusivo y la economía circular en toda la región. 

La premisa a inicios de 2021 era simple: que ciudades de más de 100.000 habitantes de las afueras de Asunción se postulasen al EcoDesafío “Mi Ciudad Recicla”. La iniciativa pondría a las comisiones vecinales de la ciudad elegida a competir por ser un ejemplo en el hábito del reciclaje e impulsaría una transformación: más y mejor reciclaje desde los hogares, y un vínculo más estrecho entre los recicladores y la comunidad.

Fue finalmente el municipio de Luque —la ciudad “Azul y Oro”— el elegido para albergar la acción, tras postularse y cumplir todos los requisitos planteados desde la organización. Así se dio el puntapié a “Luque Recicla”, la primera experiencia de una competencia ecológica fuera de Asunción.

Un total de 10 comisiones vecinales de los barrios de la ciudad se aliaron con recicladores y con capacitadores de Soluciones Ecológicas para juntar la mayor cantidad de material reciclable como plástico, cartón y latas durante 10 semanas, desde el 24 de abril hasta el 26 de junio.

Los pesajes se llevaron a cabo todos los sábados con la presencia de un capacitador de Soluciones Ecológicas, un representante de la comisión vecinal y un reciclador de base en cada uno de los 10 EcoPuntos dispuestos especialmente en los barrios que formaron parte de la competencia. Una vez que se dejaba el registro de lo colectado, los recicladores retiraban los reciclables para comercializarlos en los centros de acopio, impulsando así la dignificación de sus tareas.

¡Y vaya que los luqueños batieron todo récord! Durante la competencia fueron recuperados 34.236 kilos de reciclables. Lo que más se recolectó fue cartón, con 20.362 kilos, seguido de papel, con 7.119 kilos; luego plásticos, con 5.829 kilos, y aluminio, con 926 kilos.

La comisión vecinal Yrendá ((en guaraní, ‘lugar del agua’) del Segundo Barrio de Luque fue la gran ganadora del concurso, y recibirá USD 1.000 para implementar mejoras en el barrio; en tanto, los otros participantes que hayan juntado al menos 1.000 kilos de reciclables conservarán el EcoPunto, sin costo, durante 10 meses más.

Juliana Zelaya de Rotela posa con el galardón de “Luque Recicla”. 

“Estoy emocionada por nuestro gran esfuerzo. Cuando nos inscribimos comenzamos a reciclar en el barrio, luego fuimos a otros lugares, como el mercado, y se fue sumando más gente. No teníamos medios para recorrer, pero los vecinos pusieron sus vehículos y trabajamos todos los días”, afirmó Juliana Zelaya de Rotela, Presidenta de la Comisión Vecinal “Yrendá”, en conversación con Journey durante el acto de premiación de “Luque Recicla”, realizado en el salón “Segunda Capital de la República”, de la Municipalidad de Luque.

Juliana contó también que el hábito de separar los residuos quedó arraigado entre los miembros de la comisión. “La iniciativa fue como una escuela para nosotros en lo que refiere a la separación de residuos. Hasta nuestros niños quedaron encantados con esta actividad y quieren seguir juntando y separando los residuos para ayudar a los recicladores”, sostuvo.

“Me siento feliz y agradecida. Llegamos a ir a otras ciudades para hacer el mayor puntaje. Muchos aprendimos durante la competencia a reciclar y separar para facilitar el trabajo a los recicladores. Todos nos ayudamos”, relató Haydée Galeano, Presidenta de la Comisión Vecinal “Santacruz” del barrio Loma Merlo de Luque, que hizo el segundo mejor puntaje en el concurso.

Haydée Galeano, presidenta de la comisión “Santacruz”.

Un logro compartido

Carlos Jara, director ejecutivo de Soluciones Ecológicas, celebró que el EcoDesafío haya superado todas las expectativas en cuanto a lo recolectado, a la participación de más de 2.500 personas en todo el proceso, y en lo que significa en sí la competencia para la comuna de Luque. “El desafío en Luque es continuar; vamos a ver si podemos reactivar un centro de acopio que está en la Municipalidad para que sea un centro de recolección, un centro de compra de materiales reciclables”, proyectó Carlos, quien adelantó que la intención ahora es proyectar más EcoDesafíos en otras ciudades.

Durante el evento de cierre de la competencia, el director de Educación Ambiental del Ministerio del Ambiente, Darío Mandelburger, felicitó a la ciudad y resaltó que este tipo de iniciativas ayuda a una sociedad más sana, más limpia y educada. “El medioambiente es de todos y para todos, por ello debemos converger en estas iniciativas”, instó.

Mabel Ramírez, la directora de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Luque, destacó por su parte que este tipo de actividades puede retribuir en la vida de las familias de los recicladores que realizan esta actividad con mucho sacrificio. “Llevamos una enseñanza muy positiva y ojalá podamos replicarla más adelante”, auguró Mabel.

Juliana Zelaya, presidenta de la comisión vecinal “Yrendá”, recibe el primer premio del EcoDesafío “Luque Recicla” 

El EcoDesafío emuló así las competencias similares hechas en Asunción en 2019 y 2020, en las que se recuperaron en total 45.073 kilos de material reciclable. El “Luque Recicla” estuvo impulsado por Latitud R, una plataforma que apunta a incentivar el reciclaje inclusivo y la economía circular en toda la región. De ella forman parte la Fundación Coca-Cola, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Avina, PepsiCo, Dow Chemical y la Red Latinoamericana de Recicladores. En Paraguay, el proyecto es llevado adelante por la empresa Soluciones Ecológicas con el apoyo del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades).

Para Coca-Cola Paraguay el EcoDesafío se trató de un hito más dentro de su compromiso global por Un Mundo Sin Residuos, por el que la Compañía busca ayudar a recuperar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para 2030