Los recicladores tuvieron su primer contacto con los vecinos que forman parte de esta iniciativa. Además de la entrega de los reciclables, comenzó a sembrarse la semilla de un vínculo colaborativo con un objetivo común: vivir en Un Mundo sin Residuos.

“Mi barrio Sin residuos” encendió sus motores y los vecinos asuncenos ya comenzaron a contactarse de manera directa con los recicladores de base que participan de la iniciativa. “Estamos muy contentos por la gran participación de los vecinos que nos reciben en la puerta de sus casas en este primer recorrido. Vamos a poner toda nuestra fuerza contribuir con este proyecto”, dice María Griselda Cantero, la recicladora que participa, junto a su hijo Carlos Joel, del programa que busca conectar en una primera etapa a vecinos de los barrios Las Lomas, Los Laureles, Herrera, Las Mercedes y Loma Pytã de Asunción con la Asociación de Recicladores del Barrio San Francisco.

Para empezar, los vecinos de estos barrios se registraron en una plataforma web para que los recicladores de base pasen por sus domicilios a recolectar los residuos separados especialmente para su reciclaje. De esta forma se incentiva no solo la correcta disposición de los desechos desde los hogares, sino también se impulsa la economía circular que, a su vez, permite el sustento de los recicladores.

María Griselda y su hijo son los recicladores designados para recorrer el barrio Las Mercedes de Asunción durante todo 2021. Los nervios iniciales por la incertidumbre de este primer contacto con los vecinos se van disipando con la llegada a cada hogar. “Me emociona y enorgullece este contacto tan cercano con los vecinos; nos ayuda a crear nuevos vínculos y sobre todo a juntar más reciclables”, afirma Carlos Joel.

Leticia Cabrera, una de las vecinas que abrió las puertas de su casa a Griselda y Carlos, también muestra su entusiasmo por compartir con otros su compromiso por un barrio más limpio: “Me vinculé a ‘Mi Barrio Sin Residuos’ a través de las redes sociales y la televisión. Con esta iniciativa ganamos todos, sobre todo los recicladores que podrán recolectar los materiales de forma más segura”, dice.

Leticia Cabrera, vecina del barrio Las Mercedes de Asunción 

Gregorio Colmán, presidente de la Comisión Vecinal “Las Mercedes 1” y que también participa de “Mi Barrio Sin Residuos”, es otro de los vecinos que separó los materiales reciclables en su casa para entregarlo a los recicladores: “Esta iniciativa, además de facilitar el trabajo de los recicladores, ayudará a mantener más limpia la zona, en especial el arroyo Las Mercedes, que bordea el barrio y desemboca en el río Paraguay”, destaca.

Durante este primer recorrido, los hogares que se sumaron a “Mi Barrio Sin Residuos” recibieron una calcomanía para colocar en el frente de las viviendas y facilitar su ubicación en las próximas salidas de los recicladores, que se harán cada semana.

Carlos Joel Cantero coloca una calcomanía en la parte frontal de la casa de Leticia Cabrera 


Juntos por el presente y por el futuro

“Mi Barrio Sin Residuos” logra así contribuir a la limpieza de la ciudad, a una comunidad más sustentable y a tender puentes entre vecinos y recicladores, para fomentar su trabajo colaborativo desde la empatía y el entendimiento.

“Es muy importante la mano que nos dan los vecinos, porque nos ayudan a difundir nuestro trabajo, que es muy importante para la sociedad; con estas acciones estamos evitando que los residuos lleguen a los ríos. Pero también que con este trabajo mantenemos a nuestra familia”, asegura Griselda.           

Para la mayoría de los vecinos que participaron de esta primera jornada de trabajo en común, el balance es muy alentador: “Es importante que todos nos sumemos a este tipo de iniciativas, que impactan positivamente en el medioambiente, en el barrio, y sobre todo en el trabajo de los recicladores”, alienta Leticia.

Por su parte, Gregorio espera que el trabajo en conjunto entre recicladores y vecinos se mantenga a lo largo del tiempo: “Ojalá que incorporemos la práctica del reciclaje para que podamos reutilizar y cuidar el medioambiente; y que a futuro esto se expanda a todo Paraguay”.

“Mi Barrio Sin Residuos” surge de la alianza entre Coca-Cola Paraguay, la Municipalidad de Asunción, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a través del proyecto “Asunción Ciudad Verde de las Américas – Vías a la Sustentabilidad”. La ejecución del proyecto está a cargo de la empresa social Soluciones Ecológicas, en articulación con la Asociación de Recicladores del Barrio San Francisco y el apoyo de la Fundación Moisés Bertoni. Y para Coca-Cola Paraguay, significa un importante paso en su compromiso por Un Mundo sin Residuos.