En los próximos años, la Compañía Coca-Cola trabajará con una serie de socios para cumplir con su visión de empaques, "World Without Waste" (“Un Mundo sin Residuos”), que incluye la recolección y el reciclaje de una botella o lata por cada una de las que venda alrededor del mundo para el año 2030, y renovar su enfoque en todo el ciclo de vida del empaque. 

Ben Jordan
Ben Jordan
 Conversamos con Ben Jordan, Director Senior de Política Ambiental, para conocer más sobre cómo la Compañía y sus socios embotelladores abordarán este objetivo primordial de la industria.

¿Por qué es este el momento de anunciar este objetivo?

En primer lugar, sencillamente, es lo que debemos hacer. Durante décadas hemos trabajado con nuestros socios para hacer nuestra parte en la creación de envases más sustentables, y programas de reciclaje más efectivos. Ahora llegó el momento de hacer más. Somos el líder de la industria de bebidas. Queremos ser parte de la solución, no solo parte del problema. Nuestros consumidores esperan que lideremos el camino. Así que lo estamos haciendo.

El problema de los desechos de envases, y específicamente de los desechos marinos, es más visible y peligroso que nunca para nuestro planeta. El mundo enfrenta un problema de empaques y, al igual que otras compañías, tenemos la responsabilidad de ayudar a resolverlo y garantizar que las botellas y latas no terminen donde no pertenecen. El año pasado vendimos 128 mil millones de botellas de plástico PET, y muchas de ellas terminaron como desechos. Todos debemos ayudar a recolectar y reciclar más empaques, y mantener ese material dentro de la economía y fuera de nuestro medio ambiente.

Esta es una visión holística, no una típica iniciativa de sustentabilidad. Es una estrategia comercial que sustenta nuestro camino para llegar a ser una compañía total de bebidas. Nuestro CEO y su equipo de líderes estuvieron muy involucrados en la discusión y revisión de esta estrategia durante los últimos seis meses. Como compañía dedicada al crecimiento con conciencia, esto se basa en nuestro legado de trabajo por el reabastecimiento de agua y la reducción del azúcar, porque es apropiado para nuestro mundo y nuestro negocio. Esta iniciativa en envases es tan importante como nuestra labor en la elección de bebidas. Particularmente a medida que nos expandimos o crecemos en muchos tipos de empaques, este es el momento de profundizar nuestros esfuerzos en esta área.

¿Cómo llegó la compañía a estos objetivos específicos?

Un equipo de más de 30 personas en todo el sistema global -una combinación de asociados del área Corporativa, nuestras unidades de negocio, y nuestros socios embotelladores- trabajó en esto desde agosto de 2017. Nuestro equipo de líderes estuvo sumamente involucrado, y compartimos el plan con varios grupos externos de partes interesadas, quienes aportaron sus observaciones antes del lanzamiento. También consideramos otros aportes basados en las expectativas cambiantes de las partes interesadas, regulatorias, de los consumidores y clientes. Nuestras unidades de negocio locales pasaron el mes de noviembre creando planes de alto nivel que orientaron el anuncio final que estamos haciendo hoy.

Nuestro equipo realizó una investigación exhaustiva para comprender mejor las expectativas que las personas tienen sobre nosotros, y cómo comunicarnos con ellos de manera más efectiva. Estas percepciones ayudaron a informar nuestros objetivos en empaques y cómo hablamos sobre ellos. En resumen, las personas en todo el mundo esperan que ayudemos a liderar el camino hacia la solución de este desafío global, pero reconocen que no podemos hacerlo solos. Nadie puede. También entienden que tienen un rol que desempeñar, y que compañías como nosotros pueden contribuir a que les sea más fácil hacerlo.

¿Qué obtiene la Compañía de esto?

Debido a que nuestro negocio depende de las botellas y latas, aceptamos nuestra cuota de responsabilidad para ayudar a garantizar que el mundo tenga un sistema de empaques más sustentable. Esperamos que esto sea bueno para nuestro negocio y las comunidades donde operamos. Avanzar hacia una economía circular reducirá la cantidad de materiales vírgenes que se necesitan para mantener nuestro sistema global en movimiento. Se espera que esto represente ahorros en costos e impactos ambientales positivos para nosotros a largo plazo.

El plástico PET es un gran factor impulsor de la economía circular y se usa en muchos otros productos además de botellas, incluyendo automóviles, textiles y alfombras. Queremos estimular la economía circular ayudando a recolectar más de este material básico, y de ese modo, ayudar a suministrar contenido reciclado a todas las industrias. Si aumentamos la recolección, debería haber más PET reciclado para que todos lo usen.

En un primer momento concentraremos nuestros esfuerzos en la recuperación de modo de mantener nuestros envases fuera de los océanos y del medio ambiente en general. En segundo lugar, participaremos en esfuerzos colectivos para conservar los envases y el material de empaque dentro de la economía para su reutilización. Siempre que sea posible, conservaremos el material de empaque en la cadena de suministro de plástico PET. Y negociaremos con nuestros proveedores para mantener el material de empaque en nuestra cadena de suministro.

El Sistema global Coca-Cola es masivo. ¿Cómo sumarán a todas las unidades de negocio y socios embotelladores a este objetivo tan ambicioso, y cómo harán seguimiento e informarán el progreso en relación con dicho objetivo?

Comunicaremos el progreso alcanzado tanto en nuestro reporte anual de sustentabilidad como a medida que vayamos avanzando en el camino. Algunas de las métricas que monitorearemos son nuevas, y otras no. Estamos mejorando en todas las áreas para ir más lejos todavía. Este es un objetivo ambicioso para nuestro sistema, pero no estamos empezando de cero. Hemos estado en el área de los empaques sustentables desde los años ‘60, y contamos con datos concretos sobre el éxito alcanzado, y con un gran compromiso por parte del sistema hasta este punto. Ya sea PETCO en Sudáfrica, Coletivo recycling en Brasil, o el liderazgo integral en sustentabilidad en Europa Occidental, estos son solo ejemplos que buscamos replicar en todo nuestro sistema. Estos no son retos nuevos, y esta no es una jornada nueva. Pero realmente estamos llevando las cosas a otro nivel.

¿Específicamente, cómo se recuperará y reciclará el 100% de los materiales que Coca-Cola coloca en el mercado?

Nuestro objetivo es ayudar a recuperar y reciclar una botella o una lata por cada una de las que vendamos para 2030. No importa si es nuestra o de la competencia. Como nadie puede hacerlo solo, nuestro plan es trabajar con muchos socios, incluyendo comunidades locales, ONGs, clientes y consumidores, y compartir las mejores prácticas para ayudar a construir sistemas de recolección y reciclaje más efectivos que funcionen para la cultura y las necesidades únicas de cada comunidad. En la mayoría de los casos, no haremos la recolección física, pero apoyaremos y participaremos en la infraestructura existente, o ayudaremos a crear nuevos sistemas.

El 100% de la recuperación y reciclaje no se verá igual en todos los mercados, pero nuestro objetivo es trabajar a nivel local para dar los pasos necesarios. Invitamos a otras compañías y organizaciones a unirse a nosotros en estos esfuerzos vitales. Actualmente, los sistemas más avanzados del mundo recuperan el 80% o más de las botellas y latas de una comunidad. Algunos de estos sistemas son informales. Muchos tipos de programas pueden ser exitosos. No existe un enfoque único para todos. Estamos analizando mercado por mercado para determinar si construimos sobre los sistemas existentes o ayudamos a crear otros nuevos.

¿Es este un objetivo alcanzable?

Sí, creemos que sí. Pero necesitaremos la ayuda de muchos socios. Ninguna compañía u organización puede hacerlo sola, porque los problemas y soluciones concernientes son complejos y de alcance mundial. Al trabajar con nuestros socios embotelladores, ONGs de renombre, comunidades locales y consumidores, encontraremos el mejor camino a seguir, mercado por mercado, a medida que trabajamos para alcanzar estos objetivos para el año 2030.

¿De qué forma trabajarán con gobiernos, ONGs y grupos de la industria para hacer que el reciclaje sea más fácil y accesible?

Queremos aprovechar el poder de nuestro sistema y nuestras capacidades de marketing como nunca antes para motivar e inspirar a los consumidores. Las alianzas público-privadas son fundamentales para impulsar las mejoras en los sistemas de reciclaje. Nos asociaremos con clientes como McDonald's, que acaba de hacer un gran anuncio sobre envases y reciclaje. Y crearemos nuevas alianzas con ONGs que se encuentran activas en este campo, basándonos en relaciones de larga data con organizaciones como la iniciativa Nueva Economía de Plásticos de la Fundación Ellen MacArthur, Ocean Conservancy / Alianza por Mares Libres de Desechos, y el Fondo Mundial para la Naturaleza (Biofeedstocks Alliance y The Cascading Materials Vision).

¿A nivel mundial, cuál es la mayor barrera para el reciclaje?

En algunos países, las tasas de recuperación y reciclaje de nuestros envases son elevadas, mientras que en otros todavía hay mucho trabajo por hacer. En pocas palabras, este es un gran desafío con muchas partes móviles. Estamos en más de 200 países y territorios, y todos tienen sus propios gobiernos, sistemas regulatorios, y sistemas para la recuperación y reciclaje de los desechos. En algunas partes del mundo no existe la infraestructura para recuperar y reciclar envases; incluso si la hubiera, podría no haber un mercado para el material reciclado.

En algunos lugares, el valor del material precede a la existencia de una recuperación formal. Entonces, los sistemas de recuperación informal surgen para mantener ese material dentro de la economía.

El mundo necesita más personas que reciclen con más frecuencia, y la educación / información es una parte importante para lograrlo. Para quienes quieren reciclar pero no están seguros de cómo hacerlo o dónde ir, planeamos ayudar a responder algunas de esas preguntas. Y para aquellos que simplemente no les interesa, nuestro objetivo es ayudarlos a comprender el valor del reciclaje para su comunidad y el mundo.

La Compañía Coca-Cola logró su objetivo de agua-neutralidad anticipadamente. ¿Qué aprendieron de ese recorrido?

En el inicio de nuestra labor por el agua contratamos a expertos externos que nos ayudaron a comprender cómo era la imagen del éxito en diferentes partes del mundo, con diferentes tipos de programas. En este caso haremos algo similar. Si bien ya contamos con un historial de trabajo y alianzas en este campo, en algunas áreas todavía hay incertidumbre o falta claridad sobre la mejor manera de avanzar. Con el agua, nos involucramos fuertemente con una serie de socios y aprovechamos los recursos del colectivo para hacer el trabajo. Este mismo enfoque será vital aquí.

Un nuevo enfoque en el desarrollo de envases 100% reciclables es otro de los pilares centrales de la visión de ‘Un Mundo sin Residuos’. ¿Actualmente, qué cantidad de nuestros empaques es 100% reciclable?

En este momento, más del 85%. Nuestros principales empaques, las botellas de plástico PET, las botellas de vidrio, y las latas y botellas de aluminio, son 100% reciclables. Debemos recordar que la reciclabilidad tiene dos aspectos. ¿Puedes reciclarlo en alguna parte? ¿Y puedes reciclarlo en todas partes? La segunda parte es a menudo el mayor desafío.

¿Qué parte del portafolio de envases de Coca-Cola no es reciclable hoy y por qué?

Técnicamente, la mayoría de nuestros envases se pueden reciclar hoy en día, pero en algunas partes del mundo, no existe la infraestructura para recolectar y reciclar ese material; incluso si la hubiera, podría no existir un mercado para el material reciclado. Se espera que el nuevo enfoque que hemos planeado, ayude, entre otras cosas, a resolver estos problemas.

¿Está cambiando la estrategia de R&D de envases sustentables de la Compañía?

De ningún modo. Queremos seguir a la vanguardia en el diseño de envases sustentables. En 1969, nos convertimos en la primera Compañía en hacer una evaluación completa del ciclo de vida de nuestros envases. Queremos estar a la vanguardia de los envases hechos con materiales reciclados y renovables. Pero estos materiales tienen que ser rentables para convertirse en la tendencia principal. El aumento de la demanda hará que los materiales sustentables sean más rentables. Hoy hay muchas ideas e novedades geniales. El reto es hacerlas rentables.

¿Qué puede hacer cada uno de nosotros para ofrecer ‘Un Mundo sin Residuos' en el futuro?

El antiguo refrán "reducir, reutilizar, reciclar" sigue siendo válido hoy en día. Usá materiales más sustentables. Reutilizá cuando puedas y reciclá lo que no puedas. Y, por supuesto, mantené tus desechos fuera del medio ambiente. ¡No tires basura!

Decidí qué asuntos son importantes para vos y trabajá para mejorar su desempeño en esos asuntos. Algunas personas se preocupan más por su huella de carbono que por el desperdicio que generan. De hecho, la botella PET tiene la huella de carbono más baja de todos nuestros envases. Pero las latas de aluminio se reciclan más fácilmente porque a veces hay más valor en el material. El vidrio se percibe como una opción más sustentable, pero en realidad no lo es a menos que sea retornable y se utilice un cierto número de veces.

Llevá tu propio recipiente retornable para disfrutar de una de nuestras bebidas en una máquina Coca-Cola, si querés reducir el uso de envases. Ofrecemos una extensa variedad de bebidas en una amplia gama de opciones de empaques. Ninguno de nosotros tiene una excusa para irse con sed, y podemos mantenernos hidratados mientras respetamos y preservamos nuestro planeta.

Conocé más sobre las iniciativas medioambientales de Coca-Cola acá.