La comisión vecinal del barrio Bella Vista logró consolidar el espíritu de cooperación donde triunfaron el medio ambiente y la naturaleza. Los concursantes de las diez comisiones participantes recuperaron más de 34.000 kilos de materiales reciclables durante el evento, un gran aporte por Un Mundo sin Residuos.

La euforia y la algarabía se percibe al entrar al barrio Bella Vista –también llamado Segundo Barrio– de Luque. Un colorido pasacalles flanqueado de banderines “azul y oro” revela a todos los visitantes que la comisión vecinal de ese sitio fue la ganadora del EcoDesafío “Luque Recicla”, una competencia que en total logró recuperar más de 34.000 kilos de material reciclable, una cifra récord en comparación a otras iniciativas similares realizadas en Asunción entre 2019 y 2020.

Acceso al barrio Bella Vista de Luque, donde un pasacalles recibe a los visitantes. 

La comisión “Yrendá” sumó más puntos por cada kilo de material reciclable que se recuperó a lo largo del EcoDesafío, en el que diez comisiones vecinales recolectaron 20.362 kilos de cartón, 7.119 kilos de papel, 5.829 kilos de plástico y 926 kilos de aluminio.

“Apenas nos seleccionaron para participar de la competencia nos pusimos las pilas: nos reunimos y salimos a recolectar por los alrededores. Pero al sumarse más vecinos a la propuesta, también comenzamos a recorrer el centro de la ciudad. Cada día éramos más y también la cantidad de reciclables que acopiábamos”, cuenta Juliana Zelaya, la presidenta de la comisión “Yrendá”, en conversación con Journey en la plaza Villa Adela, donde todos los días comparten niños, jóvenes y adultos en un clima de unidad.

Lo más importante: el legado

El objetivo del EcoDesafío “Luque Recicla” es fomentar la relación entre los recicladores de base y los vecinos e incentivar la separación de residuos desde los hogares, un hábito que ahora se solidificó en el barrio.  

 “Aprendimos que con un pequeño esfuerzo, separando los materiales reciclables en casa, podemos ayudar a los recicladores en su vida cotidiana, a que solventen sus gastos diarios. Nuestro ambiente está descuidado, pero si los jóvenes podemos comunicar la importancia del reciclaje, habremos sumado un grano de arena para el cuidado del planeta”, asegura María Del Mar Cardozo Benítez, otra de las integrantes de la comisión vecinal.

En la misma sintonía, Miguel Ángel Cardozo, uno de los fundadores del barrio, celebra este tipo de iniciativas: “el cuidado del ambiente es una asignatura pendiente para los paraguayos, pero creo que a partir de la educación podemos mejorar; ojalá que estas acciones que se extiendan más, lleguen a más gente”.

Mariana Fleitas, otra de las vecinas que lleva varios años viviendo en el barrio, destaca la alegría de trabajar en equipo, y  la importancia de juntar los materiales reciclables no solo para mantener limpio el barrio, sino también para ayudar al reciclador de base, Antonio Chaparro, quien cada sábado se acercaba a recoger los residuos separados.

“Algunos se iban en vehículo y otros a pie con bolsas en mano. Salíamos a juntar a la tardecita, cuando oscurecía ya”, recuerda Mariana, y agrega que la competencia cambió los hábitos en su casa: “de ahora en más, los reciclables se depositan en contenedores separados”.

Alegría y unidad

“Trabajamos con mucha emoción, con un gran empeño en la tarea. Es algo maravilloso lo que pasó en nuestro barrio”, confiesa Juliana, y agrega: ”El dinero ganado en la competencia lo destinaremos para mejorar la plaza Villa Adela, como la construcción de una cancha de vóley para los más pequeños, la implementación de lumínicas y la reparación de bancos, además de otras obras para poner a punto el sitio”.

Plaza Villa Adela, en el barrio Bella Vista de Luque. 

Los vecinos seguirán trabajando en equipo para darle más brillo al barrio pero también se comprometen a continuar con los hábitos de separación de residuos y reciclaje: “ojalá que este proyecto se extienda a otros barrios para concientizar y ayudar a los recicladores y a sus familias. Es necesario que sigamos reciclando”.

El EcoDesafío “Luque Recicla” fue impulsado por la plataforma Latitud R, que apunta a incentivar el reciclaje inclusivo y la economía circular en toda América. De ella forman parte la Fundación Coca-Cola, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Avina, PepsiCo, Dow Chemical y la Red Latinoamericana de Recicladores. En Paraguay, el proyecto fue llevado adelante por la empresa Soluciones Ecológicas con el apoyo de la Municipalidad de Luque y el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades).

Para Coca-Cola Paraguay significa un paso más por Un Mundo sin Residuos, el compromiso global por el que la Compañía se compromete a recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030.