Con la implementación del proyecto “Y Kuaá” -que en guaraní significa “saberes del agua”- más de 40.000 personas podrán tener acceso sostenible al agua potable y al saneamiento en 65 comunidades de Paraguay. El programa además busca generar conciencia sobre prácticas adecuadas relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene. Y para lograr este objetivo, los responsables de “Y Kuaá” apelan al arte, como sucedió en el evento el 3 de mayo, donde se presentó a los grupos de arte social y una muestra del trabajo que estarán realizando con las comunidades.

El proyecto en Pargauay forma parte del programa “Lazos de Agua”, de One Drop, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), The Coca-Cola Foundation y la Fundación FENSA, y es ejecutado por el Servicio de Saneamiento Ambiental (SENASA). “Y Kuaá” comenzó a implementarse en agosto del año pasado y tiene una duración de tres años.

“Decidimos crear este programa para que tuviera un énfasis muy marcado en el cambio de comportamiento. Queremos que el arte social venga a apoyar a las infraestructuras que se construyen”, explicó a Journey el director de Programas de One Drop, Ernenek Durán, después del evento en el que se presentaron los productos de arte social que acompañarán este proyecto, entre ellos Crear en Libertad, Tierranuestra y Jakaira Expresión Alternativa.

“Buscamos inspirar, generar emociones para conectar el corazón con el intelecto. No solo buscamos buenos artistas, sino un compromiso social real, con sensibilidad por el arte popular para conectar con las comunidades”, agregó Ernenek.

Ernenek Duran, director de programas de One Drop 


Con una inversión de U$S 2,1 millones, el Proyecto “Y Kuaá” no sólo comprende la instalación de infraestructura, sino que también ayuda a cada comunidad a buscar sus propios recursos económicos para mantenerla. Uno de los objetivos es aprovechar diferentes expresiones artísticas –como el teatro o la música- para concientizar a la comunidad de una forma amena sobre la importancia de la conservación y buen uso del agua. De hecho, el proyecto se implementa con el enfoque ABC para la Sosteniblidad de la Fundación One Drop, que promueve un cambio de comportamiento a través de del arte social: “A” por Acceso al agua, “B” por Arte Social para el Cambio de Comportamiento - ASCC (behaviour, en inglés) –se busca elevar el nivel de conciencia y el cambio de hábitos en relación al agua, al saneamiento y a la higiene-, y “C” por Capital -incremento del acceso a agua segura y asequible, así como a servicios de saneamiento adecuados a escala y a través de estrategias basadas en el mercado.

Un proyecto en el que todos ganen

Paraguay es muy rico en agua dulce, aunque alrededor de 1.700.000 personas no tienen acceso a la red de agua. Es decir, que no pueden abrir una canilla y que salga agua de calidad, destacó Yan Speranza, Director Ejecutivo de la Fundación Moisés Bertoni, organización que busca mejorar la calidad de vida de las personas a través de la preservación de la biodiversidad.

“Tenemos una red fluvial extremadamente importante. Tenemos la central hidroeléctrica de mayor producción de energía del mundo y la tercera flota fluvial más importante del mundo, después de China y del Mississippi River”, detalló Yan, y agregó que su Fundación busca mejorar al acceso al agua potable y por eso se embarcaron en este proyecto que abarca los departamentos de Caaguazú, Cordillera, Guairá, San Pedro, Paraguarí, Itapúa y Concepción.

Yan Esperanza de la Fundación Moises Bertoni. 

Durante la presentación del proyecto, el grupo Bochín Teatro Clown para Crear en Libertad transformó en un circo el centro cultural Juan de Salazar de Asunción. Con bailes, música y disfraces de todos los colores, convirtió el patio en una zona de juegos para el centenar de asistentes. Con el objetivo de unir arte y conciencia sobre el uso del agua, una payasa cantaba en guaraní y en español, al ritmo de los tambores, para así enseñar cómo lavarse correctamente las manos.

En el evento estuvieron presentes varios beneficiarios del programa, entre ellos Rufino Ledesma, un docente jubilado en el departamento de Caaguazú y voluntario de la Junta de Saneamiento de su comunidad. Rufino explicó que gracias a la iniciativa “Y Kuaá”, ahora están más seguros y capacitados. “Nos faltaba capacitación y no había oportunidades para saber cómo mejorar la situación, para cuidar el agua y aprovecharla”, concluyó.

Obra de teatro lúdica “Po poti” (manos limpias) protagonizada por el elenco Bochin Teatro Clown en el Centro Cultural Juan de Salazar

Los personajes artísticos interactúan con participantes del evento en las instalaciones del Centro Cultural Juan de Salazar.

Un integrante de Sonidos del Agua con su instrumento musical construido con materiales reciclados.