#AsuncionRecicla, el ecodesafío ejecutado por Soluciones Ecológicas, movilizó a grupos de vecinos de 10 barrios de Asunción con el objetivo de promover el cuidado del ambiente. Journey acompañó el trabajo de una de las comisiones participantes.

Katupyry –que significa habilidad, vocación y destreza- es el nombre en guaraní que eligieron los vecinos para denominar a la Comisión del barrio Terminal de Asunción, con la que participaron en la iniciativa, que contó con la organización de la Municipalidad de Asunción, la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) y el apoyo de Coca-Cola de Paraguay. La consigna era simple: juntar la mayor cantidad de residuos reciclables en un mes.

Diez comisiones barriales de Asunción se inscribieron en esta acción ambiental que busca promover e instalar prácticas de reciclaje en la sociedad. Para poder cumplir con el objetivo, los vecinos deben depositar los residuos clasificados según su composición -plástico, aluminio, cartón y papel- en diferentes EcoPuntos instalados en la ciudad.

Luego de la recolección y clasificación de residuos, un grupo de voluntarios y un reciclador se encargan de trasladar el material recogido a diferentes centros de acopio para su venta. Allí se realizan pesajes semanales y el barrio ganador será el que mayor cantidad de residuos haya recolectado.

“En esta oportunidad hicimos un llamado a los amigos y les explicamos el programa y su desarrollo. Hay que aprender a separar los residuos; si esta práctica no está debidamente extendida en la sociedad es porque hay un componente educacional que incentivar. Con buena voluntad podemos cambiar esta realidad”, explicó Olga Grassi, presidenta de Katupyry.

En Paraguay, la tasa de reciclaje es de un 10% de los desechos diarios, que en promedio son de 1 kilo por persona, según datos de Soluciones Ecológicas y el estudio “Evaluación del Manejo de Residuos sólidos Municipales en Paraguay”. Sin embargo, para los vecinos de esta comunidad, estas cifras pueden revertirse si se multiplican las campañas de concientización sobre reciclaje y economía circular. Como muestra vale un ejemplo: tan solo en un día, el grupo Katupyry juntó 81,5 kg de material reciclable.

Andrea Sosa, una de las voluntarias y estudiante de Ingeniería Ambiental, dijo que esta iniciativa es clave para generar conciencia sobre la necesidad de reciclar: “A partir de nuestro trabajo pudimos dimensionar el volumen de basura que llega a Cateura (vertedero de Asunción). Lo ideal es generar conciencia entre vecinos para aprender a separar los residuos reciclables de los no reciclables y que puedan llegar a los recicladores de manera ordenada”.

Esta meta es posible: “Todos debemos colaborar con pequeñas acciones cotidianas, por ejemplo, evitar arrojar botellas a la calle”, agregó Angélica Bordoli, otras de las voluntarias a cargo del EcoPunto, ubicado en las inmediaciones de la Terminal de Asunción, un lugar vistoso y accesible para que los residentes puedan llegar con facilidad a depositar sus residuos.

Los vecinos de la comisión barrial Katupyry saben que no es fácil que las personas cambien sus hábitos de la noche a la mañana pero creen que con habilidad, vocación y destreza pueden lograr una transformación medioambiental. “Esta competencia es solo un disparador para seguir trabajando; queremos ganar pero nuestro mayor objetivo es cambiar las costumbres”, expresó la vecina Nery Esquivel.

Reducir, reciclar y reutilizar el plástico es uno de los objetivos de la Compañía Coca-Cola, que a través de la iniciativa global Un Mundo sin Residuos se comprometió a recolectar y reciclar el equivalente de cada botella o lata que ponga en el mercado para 2030.