Los vecinos del barrio Campo Grande recibieron a cientos de voluntarios que se congregaron en la plaza Sociedad Civil para empezar una jornada de limpieza y concientización, con una premisa en mente: combatir los focos de reproducción del mosquito aedes aegipti, transmisor del dengue, el Zika y el  Chikungunya.

Bien temprano, voluntarios y funcionarios de entes públicos charlaron con los vecinos y repartieron material informativo con estrategias de prevención. Además, alentaron a los vecinos a sacar a sus veredas todos aquellos desechos acumulados en sus hogares para ser acopiados luego por los camiones recolectores de la Municipalidad de Asunción, que recorrieron la zona durante tres días.

La iniciativa se enmarcó en la campaña “Revive”, liderada por la Oficina de la Primera Dama de la Nación e implementada por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES). El encuentro contó con el apoyo de Coca-Cola de Paraguay, que con la marca Dasani se convirtió en el “hidratador oficial” de los voluntarios.

“Es importante entender que hasta una tapita de plástico puede contener agua y ser un posible criadero de mosquitos. Nuestra recomendación es que luego de cada lluvia siempre revisen los recipientes de agua”, explicó Alicia Benítez, Licenciada Ambiental y funcionaria de la Dirección General de Gestión Ambiental del MADES.