En un festejo que ya es tradición, la planta de producción de Coca-Cola Paresa hizo una pausa en sus tareas el 30 de abril pasado para que sus empleados celebren el Día del Trabajador. Unos 1.200 colaboradores almorzaron juntos en largas mesas y disfrutaron de diversos entretenimientos, como el recital de la  banda Purahéi Soul, juegos entre compañeros, bailes y sorteos.

“El liderazgo del que gozamos no es casualidad, es el resultado de muchísimos años de trabajo de todos nosotros. El éxito se logra con la renovación del esfuerzo y el compromiso diario, y yo reafirmo mi confianza en ustedes por ser un equipo ganador, porque eso lo reflejamos cada año. Gracias por el aporte de cada día”, expresó durante el evento Francisco Sanfurgo, Gerente General de Coca-Cola Paresa.

Por su parte, María Teresa Llamosas, Gerente de Recursos Humanos de Coca-Cola Paresa, explicó que el almuerzo es “un festejo que hacemos todos los años. Los colaboradores esperan ansiosos este día para encontrarnos, pasar un gran momento y compartir un rico asado, que es el menú que más les gusta a todos. Es señal de amistad, encuentro, de pasarla bien”.

El 1 de mayo no se trabaja en la fábrica de Paraguay, así que la víspera es el momento perfecto para compartir unas horas de diversión entre todos. “Hay muchos artistas dentro del equipo que quieren mostrar sus talentos”, contó María Teresa a Journey.


 

Muchos motivos para festejar

La Gerente de Recursos Humanos también destacó logros de la Compañía a nivel de mercado y el liderazgo en premios como los Top of Mind 2018, que consolidan a Coca-Cola como la marca más recordada por los consumidores paraguayos, así como el crecimiento de la marca de jugos “Ades” desde que fue adquirida por la Compañía.

“Creció mucho la marca de la mano de nuestros vendedores, somos más de 400 personas de fuerza de venta que llegamos a más de 50.000 clientes”, explicó María Teresa. “Te puedo asegurar que en Paraguay somos la fuerza de ventas más grande que hay y la flota de entrega más importante, con más de 200 camiones que salen diariamente de esta planta”, explicó, en referencia a la gran sede de la embotelladora ubicada en la ciudad de San Lorenzo. E incluyó a los tres centros de distribución de Coca-Cola en el interior de Paraguay, donde también celebraron con un evento el Día del Trabajo.

“No es fácil hacer un evento así pero siempre encontramos el momento. Es muy emocionante, somos un equipo muy lindo. Y este calor estimula a tomar una rica Coca-Cola bien helada y parar un ratito”, dijo María Teresa, y concluyó: “Hacemos que la Coca-Cola llegue a cada familia, y para que eso pase hay mucho esfuerzo detrás”.