Han pasado 20 años desde que Ted Ryan se hizo cargo de los archivos de Coca-Cola en Atlanta, Estados Unidos. Desde entonces, cada año los enriquece con nuevas piezas y documentos. Para este apasionado, el patrimonio de la Compañía roja y blanca combina el pasado con el futuro. A continuación, un retrato del hombre para el que la historia de Coca-Cola no tiene secretos.

¿Cómo resumiría su trabajo?


Como responsable de los Archivos de The Coca-Cola Company, mi función consiste en preservar y proteger los archivos físicos y digitales para ponerlos a disposición de nuestros socios en el mundo entero. Con mi equipo de trabajo somos los custodios de las marcas de la Compañía y de su patrimonio histórico. Nos ocupamos tanto de los objetos como de las historias asociadas a ellos.

¿Su trabajo diario en una palabra?

En este cargo, no hay dos días iguales: a veces tengo que redactar historias u organizar exposiciones; otros días, me encargo de hacer una visita guiada para una nueva agencia publicitaria. Mi función principal sigue siendo, sin embargo, responder a las preguntas de los equipos de Marketing que tienen que ver con el patrimonio de las marcas e íconos de The Coca-Cola Company. Por ejemplo, nuestros documentos demostraron que Francia fue el primer país de Europa en embotellar Coca-Cola ya en 1919.

¿Cuál es el objeto de la colección que más le gusta?

La pintura y el afiche de 1946, Yes Girl. Es obra del maestro de la ilustración Haddon Sundblom. Aunque es muy simple, obtuvo casi todos los premios publicitarios de ese año. La imagen es magnífica e inspiró parte de las fotografías de la nueva campaña Sentí el sabor.

¿Cuál es la pieza la más valiosa de los Archivos Coca-Cola?

Las obras pintadas originales que se utilizan en nuestras publicidades son todas piezas únicas y componen la columna vertebral de la colección. Tenemos, por ejemplo, los originales del Papá Noel de Coca-Cola, pero también numerosas obras del célebre ilustrador Norman Rockwell; son más de 4.000 piezas.

¿Cuál es el slogan de Coca-Cola que prefiere?

Particularmente me gustan dos. ¡The Pause that Refreshes (“La pausa que refresca”), que ha sido utilizada durante casi 40 años. Creada por Archie Lee y Robert W. Woodruff en 1928, esta simple frase invita a todos a relajarse y a disfrutar el momento. Es eterna. El segundo es Things go Better with Coke (“Todo va mejor con Coca-Cola”), que fue elaborado en 1963 por Deony Sledge, Director de Publicidad de Coca-Cola, y Bill Backer, uno de los directivos de la agencia McCann, que también produjo el célebre spot Hilltop. Es interesante porque reúne una dimensión funcional (“Las comidas son mejores con Coca-Cola”) y una dimensión de inspiración (“El amor va mejor con Coca-Cola”).

¿En qué nuevos productos ha trabajado?


Siempre trabajamos con agencias de publicidad y de marcas. Por ejemplo, para la nueva botella Fanta nos inspiramos en piezas de nuestros archivos.

¿Qué aspecto de su trabajo prefiere?

I love the stylish "CC" on her purse! ^TR #cokeart #cocacola #cocacolacollection

Una publicación compartida por Coca-Cola Archives (@coke_archives) el

La parte favorita de mi trabajo es la posibilidad que me da de contar lindas historias sobre nuestras marcas y nuestros íconos. Constantemente formo e informo a los nuevos empleados y a gerentes de marca sobre la riqueza de nuestro patrimonio. Mi equipo reúne a expertos del campo para comunicar esas historias a los distintos países, para que puedan abordar nuestra trayectoria desde una nueva perspectiva. Actualmente nos estamos concentrando, por ejemplo, en la diversificación de nuestro portafolio. Cabe mencionar que en este rubro contamos con una larga tradición: entre 1955 y 1965 ya habíamos lanzado Fanta, Sprite y Tab (nuestra primera bebida de bajas calorías); habíamos comprado Minute Maid (por lo que también nos transformamos en un grupo de jugos de frutas); y habíamos lanzado una gama de cafés y bebidas para cócteles. Como dice Shakespeare: “El pasado es un prólogo”.

¿Cuál es su estación del año preferida?

Me encanta la Navidad. A partir del mes de noviembre, empiezo a instalar las distintas iluminaciones. Para la fachada frente y para el jardín... ¡he llegado a colocar hasta 20.000 luces!

¿Cuál es el último objeto que adquirió?

Por ahora, mi última adquisición fue el programa de une serie de conciertos de los Beatles de 1966 en Alemania, que incluye en la contratapa una publicidad de Coca-Cola. Es algo magnífico.

Si tuviera que poner un objeto en una cápsula del tiempo, ¿cuál eligiría?

¡La fórmula secreta... para que siga siendo secreta!


Leé más sobre los archivos de Coca-Cola acá.