La respuesta es más compleja de lo que parece. Las razones son muy diversas. Si piensan que las latas son redondas para que uno pueda sostenerlas cómodamente, se equivocan. Las latas son redondas...

...para poder producirlas.

Las latas se fabrican a partir de láminas de metal (de acero o aluminio) prensado dentro de moldes cilíndricos. Al igual que sucede con todos los objetos creados a partir de la deformación de un material, los ángulos y las esquinas son problemáticos. Se podría agregar más materia prima o aumentar la resistencia a la carga adicional al apilarlas, pero una mayor cantidad de materia prima de la necesaria no es una solución económica o ecológica.

...para poder imprimirlas.

Después de la producción, las latas deben imprimirse y esmaltarse. La impresión de una forma cilíndrica tiene más ventajas que la impresión de una forma rectangular. El cilindro se imprime en una sola vez, girando sobre un rodillo de impresión hasta que esté completamente impreso. Un embalaje rectangular, en cambio, requiere de cuatro etapas: impresión de una cara, rotación a 90° y luego la impresión de la otra cara y la rotación a 90°. Además, insume mucho tiempo, es más complejo y por lo tanto más costoso que la impresión en redondo.

...para poder llenarlas.

Los embalajes cilíndricos son mucho más fáciles de guiar en una línea de llenado ya que estos giran contra los rieles y uno contra el otro. Por naturaleza, los embalajes cuadrados no se posicionan unos contra otros. En estos hay que intervenir en varias partes: para el llenado, el cierre, antes de agruparlos en una caja, etc. Además, a gran velocidad chocan contra los rieles y los componentes de la máquina y la rayan. Son más problemáticos y circulan más lentamente en la cadena de producción.

...para poder resistir a la presión interna.

En algunas de nuestras latas hay una presión interna generada por el CO2. Los cilindros son más resistentes a la presión interna que las demás formas (piensen en las tuberías, por ejemplo). Si usáramos latas cuadradas, los lados se redondearían. Para reforzar las latas cuadradas para que sean resistentes a la presión interna, habría que aumentar su peso y esto dejaría de ser ecológico.

...para ahorrar materia prima.

Para fabricar una lata cilíndrica de 33 cl se necesitan aproximadamente 310 cm² de materia prima para su superficie. Para producir una lata rectangular de la misma altura harían falta 340 cm² de materia prima, es decir, 10% más. Otra vez, las latas cuadradas son menos ecológicas y menos beneficiosas.