La Compañía Coca-Cola no está negociando con ningún gobierno de ningún país la explotación del Acuífero Guaraní.

Como Compañía integral de bebidas consideramos el agua como un elemento esencial para la vida y el avance saludable de los ecosistemas, las comunidades, las empresas, la agricultura y el comercio. Por eso, nos comprometemos seriamente a reabastecer a las comunidades y a la naturaleza el equivalente de toda el agua que utilizamos en nuestros procesos y productos, garantizar un uso cada vez más eficiente en los procesos de fabricación, mejorar el acceso al agua y el saneamiento en las comunidades, proveer agua para uso productivo, contribuir con la protección de cuencas hídricas, así como, educar y crear conciencia sobre el cuidado del agua.

En definitiva, la Compañía Cola-Cola trabaja para consolidar una auténtica gestión sustentable del agua a escala global. Trabajaremos siempre para contribuir con el bien común de toda la sociedad.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las empresas de bebidas deben encontrar salidas para la crisis hídrica. ¿Cuál es el impacto de Coca-Cola en esta problemática mundial? ¿Es verdad que quiere privatizar el acuífero Guaraní?

No, eso es falso. Coca-Cola no está negociando con ningún gobierno de ningún país la explotación del Sistema Acuífero Guaraní.

La Compañía Coca-Cola considera el agua como un recurso preciado para la vida y para el desarrollo de ecosistemas, comunidades, agricultura y comercio.

El Acuífero Guaraní es la tercera reserva mundial más grande de agua dulce. Se extiende de manera subterránea en los territorios de 4 países sudamericanos: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. En 2010, estos cuatro países firmaron un acuerdo, basado en lo dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, sobre los principios de protección de los recursos naturales y la responsabilidad soberana de los estados para su aprovechamiento racional.

Este acuerdo establece la obligación de estos cuatro países de promover su conservación y protección ambiental, de manera de asegurar el uso múltiple, racional, sustentable y equitativo de sus recursos hídricos, y no causar perjuicio significativo a los demás territorios ni al medio ambiente.

Desde 2010, la Compañía Coca-Cola, acompaña a la ONU en su resolución para reconocer oficialmente el derecho universal al agua y saneamiento, declarando que es “esencial para la realización de todos los derechos humanos”.

Coca-Cola está seriamente comprometida a reabastecer a las comunidades y a la naturaleza el equivalente de toda el agua que utiliza en sus procesos y productos, garantizar un uso cada vez más eficiente en los procesos de fabricación, mejorar el acceso al agua y el saneamiento en las comunidades, proveer agua para uso productivo, contribuir con la protección de cuencas hídricas, así como, educar y crear conciencia sobre el cuidado del agua.

En 2015, 5 años antes de lo comprometido, Coca-Cola alcanzó la meta de reabastecer el 100% del agua que emplea en sus productos y procesos productivos en todo el mundo. Seguimos comprometidos con este objetivo.

En asociación con las organizaciones expertas de mayor reconocimiento mundial, entre ellas WWF, The Nature Conservancy, Water for people, Millenium Water Alliance, ProNatura, Fundación Avina, ONU-Hábitat, Fundación Vida Silvestre y el PNUD, a finales de 2016, Coca-Cola reabasteció más de 221 mil millones de litros de agua por año a través de proyectos comunitarios y de protección de cuencas a nivel global.

Finalmente, la Compañía Cola-Cola trabaja para consolidar una auténtica gestión sustentable del agua a escala global. Trabajaremos siempre para contribuir con el bien común de toda la sociedad.